Puente Democrático
 
Documentos
 
La dictadura cubana se burla de las democracias y los derechos humanos
Gabriel C. Salvia
29 de noviembre de 2013
En las sesiones desarrolladas en Ginebra, la delegación de Cuba realizó unas afirmaciones que demuestra el desparpajo con el cual se desenvuelve esta dictadura. Por ejemplo, al afirmar que “Cuba era un Estado en el que no había habido ni un solo ejecutado extrajudicialmente, torturado ni desaparecido”.
 

En las sesiones desarrolladas en Ginebra, la delegación de Cuba realizó unas afirmaciones que demuestra el desparpajo con el cual se desenvuelve esta dictadura. Por ejemplo, al afirmar que “Cuba era un Estado en el que no había habido ni un solo ejecutado extrajudicialmente, torturado ni desaparecido”. Sin ponerse colorados, los representantes de la dictadura cubana en Ginebra también agregaron que “Las libertades de opinión, de expresión, de información y de prensa eran reconocidas a todos los ciudadanos”. El propio informe presentado por la ONU ante el examen periódico universal de Cuba señala lo contrario. En efecto, en la “Recopilación preparada por la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos”, se expresaba la preocupación “por la restricción de los derechos a la libertad de expresión, de asociación y de reunión pacífica” y se le recomendó a Cuba que modificara la Constitución.