Informe anual sobre los derechos humanos en el mundo 2008 y la política de la Unión Europea a este respecto
Parlamento Europeo
7 de mayo de 2009

Comisión de Asuntos Exteriores

PE 416.698

Resolución del Parlamento Europeo, de 7 de mayo de 2009, sobre el Informe anual sobre los derechos humanos en el mundo (2008) y la política de la Unión Europea al respecto  (2008/2336(INI))

 

El Parlamento Europeo,

        Visto el décimo Informe anual de la UE sobre los derechos humanos 2008 (Documento del Consejo 14146/1/08),

        Vistos los artículos 3, 6, 11, 13 y 19 del Tratado de la Unión Europea y los artículos 177 y 300 del Tratado CE,

        Vistos la Declaración Universal de los Derechos Humanos y todos los instrumentos internacionales relevantes en la materia[1],

        Vista la Carta de las Naciones Unidas,

        Vistas todas las convenciones de las Naciones Unidas en materia de derechos humanos y los protocolos facultativos correspondientes a las mismas,

        Vistos los instrumentos regionales en materia de derechos humanos, en particular la Carta Africana sobre Derechos Humanos y de los Pueblos, el Protocolo Facultativo sobre los Derechos de la Mujer en África, la Convención Americana sobre Derechos Humanos y la Carta Árabe de los Derechos Humanos,

        Vista su Resolución, de 15 de enero de 2009, sobre la situación en la Franja de Gaza[2] y las conclusiones del Consejo de asuntos Generales y de Relaciones exteriores de 27 de enero de 2009 sobre el proceso de paz en Oriente Próximo,

        Vista la entrada en vigor el 1 de julio de 2002 del Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional (CPI); y sus Resoluciones sobre la CPI[3],

        Visto el Plan de la UE sobre mejores prácticas, normas y procedimientos para luchar contra la trata de seres humanos y prevenirla[4],

        Visto el Protocolo nº 13 al Convenio Europeo para la Protección de los Derechos Humanos y de las Libertades Fundamentales (CEDH), relativo a la abolición de la pena de muerte en toda circunstancia,

        Vista la Convención de las Naciones Unidas contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes (la llamada «Convención contra la Tortura»),

        Vista la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño,

        Vista la Convención de las Naciones Unidas sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer y el Protocolo Facultativo a la misma, Vista la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea,

        Vista la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea[5],

        Visto el Acuerdo de asociación entre los Estados de África, del Caribe y del Pacífico, por una parte, y la Comunidad Europea y sus Estados miembros, por otra firmado en Cotonú el 23 de junio de 2000 y su revisión[6],

        Visto el Reglamento (CE) no 1889/2006 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 20 de diciembre de 2006, por el que se establece un instrumento financiero para la promoción de la democracia y de los derechos humanos a escala mundial[7] (Instrumento Europeo para la Democracia y los Derechos Humanos, EIDHR),

        Vistas sus anteriores Resoluciones sobre los derechos humanos en el mundo,

        Vistas sus resoluciones sobre los 5º y 7º períodos de sesiones del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (CDHNU), aprobadas, respectivamente, el 7 de junio de 2007[8] y el 21 de febrero de 2008[9], y el resultado de las negociaciones sobre el CDHNU,

        Vista su Resolución, de 14 de febrero de 2006, sobre la cláusula sobre derechos humanos y democracia en los acuerdos de la Unión Europea[10],

        Vistas sus Resoluciones, de 1 de febrero de 2007[11] y de 26 de abril de 2007[12], sobre la iniciativa en favor de una moratoria universal respecto de la pena de muerte y la Resolución 62/149, de 18 de diciembre de 2007, de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre la moratoria del uso de la pena de muerte,

        Vista su Resolución, de 20 de septiembre de 2001, sobre las mutilaciones genitales femeninas[13], en la que afirma que cualquier mutilación genital femenina, en cualquier grado, constituye un acto de violencia contra la mujer que supone una violación de sus derechos fundamentales,

        Vista su Resolución, de 6 de septiembre de 2007, sobre el funcionamiento de los diálogos en materia de derechos humanos y de las consultas sobre derechos humanos con terceros países[14], incluidos los derechos de la mujer, que deben incluirse de forma explícita en todos los diálogos en materia de derechos humanos,

        Vista su Resolución, de 4 de septiembre de 2008, sobre la evaluación de las sanciones comunitarias previstas en el marco de las acciones y políticas de la UE en el ámbito de los derechos humanos[15],

        Vista su Resolución, de 16 de enero de 2008, sobre la Comunicación de la Comisión «Hacia una Estrategia de la Unión Europea sobre los Derechos de la Infancia»[16],

        Vista su Resolución, de 6 de julio de 2006, sobre la libertad de expresión en Internet[17],

        Vistas todas sus resoluciones de urgencia en caso de violaciones de los derechos humanos, de la democracia y del Estado de Derecho,

        Visto el Foro de las ONG de la Unión Europea sobre los Derechos Humanos, celebrado en Lisboa en diciembre de 2007,

        Vista la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, firmada por la Comunidad Europea y la mayoría de sus Estados miembros el 30 de marzo de 2007, y que establece la obligación de incorporar los intereses y necesidades de las personas con discapacidad en las acciones de derechos humanos dirigidas a terceros países,

        Vistas la Declaración de las Naciones Unidas sobre los defensores de los derechos humanos y las actividades del Representante Especial del Secretario General de las Naciones Unidas en relación con la situación de los defensores de los derechos humanos,

        Visto el Convención internacional para la protección de todas las personas contra las desapariciones forzosas, adoptado en diciembre de 2006,

        Vistas las Directrices de la Unión Europea para fomentar la observancia del Derecho internacional humanitario[18], sobre los niños y los conflictos armados y sobre los defensores de los derechos humanos, así como sobre la pena de muerte, la tortura y otros tratos crueles, inhumanos o degradantes, los diálogos sobre derechos humanos con terceros países y la protección y promoción de los derechos del niño, así como la violencia contra las mujeres y la lucha contra todas las formas de discriminación contra las mujeres;

        Vista su Resolución, de 8 de mayo de 2008, sobre las misiones de observación electoral de la UE: objetivos, prácticas y futuros desafíos[19],

        Vista su Resolución, de 14 de enero de 2009, sobre el desarrollo del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas y el papel de la UE en el seno del mismo[20],

        Vistos el artículo 45 y el artículo 112, apartado 2, de su Reglamento,

        Visto el Informe de la Comisión de Asuntos Exteriores (A6-0264/2009),

A.      Considerando que los derechos humanos y la protección de estos derechos se basan en el reconocimiento de la dignidad de la persona humana; recordando en este sentido las primeras palabras de la Declaración Universal de los Derechos Humanos: «la libertad, la justicia y la paz en el mundo tienen por base el reconocimiento de la dignidad intrínseca y de los derechos iguales e inalienables de todos los miembros de la familia humana»,

B.      Considerando que la justicia, la libertad, la democracia y el Estado de Derecho se basan en un auténtico reconocimiento de la dignidad de la persona humana y que este reconocimiento es la base de todos los derechos humanos,

C.      Considerando que el décimo Informe Anual sobre los derechos humanos (2008) elaborado por el Consejo y la Comisión facilita una visión general de las actividades de las instituciones de la Unión Europea en relación con los derechos humanos dentro y fuera de la Unión Europea,

D.      Considerando que la presente resolución se propone examinar, evaluar y, en casos específicos, formular una crítica constructiva sobre las actividades en materia de derechos humanos de la Comisión, del Consejo y del Parlamento,

E.      Considerando que la trayectoria de la Unión Europea en materia de derechos humanos en su interior tiene repercusiones directas en su credibilidad y su capacidad para aplicar de forma eficaz su política exterior de derechos humanos,

F.      Considerando que deben realizarse esfuerzos para prestar mayor atención al respeto de los derechos humanos básicos, en particular los derechos políticos, en la negociación y aplicación de acuerdos comerciales bilaterales o regionales, incluidos los que se celebran con importantes socios comerciales,

G.      Considerando que se debe respetar la cláusula sobre derechos humanos en los acuerdos suscritos por la Unión Europea y sus socios de terceros países,

H.      Considerando que las políticas que promueven los derechos humanos siguen amenazadas en diversas regiones del mundo, ya que la violación de los derechos humanos va inevitablemente unida a los intentos de los culpables de reducir los efectos de esta política de promoción, en particular en los países en que las violaciones de los derechos humanos son esenciales para mantener en el poder a gobiernos no democráticos,

1.       Considera que la Unión Europea necesita avanzar hacia una política coherente y sólida de fortalecimiento y promoción de los derechos humanos en todo el mundo y subraya la necesidad de poner en práctica con mayor eficacia una política de esta clase;

2.       Reafirma su convencimiento de que para conseguir una mejora significativa en la promoción de los derechos humanos es necesario reforzar la política exterior y de seguridad común (PESC) de la Unión Europea y garantizar que la promoción de los derechos humanos se considere uno de los objetivos principales de la PESC, tal como se establece en el artículo 11 del Tratado de la Unión Europea, y se aplique de forma rigurosa en los diálogos y en las relaciones de las instituciones de la Unión Europea con cualquier Estado del mundo;

3.       Pide al Consejo y a la Comisión que intensifiquen sus esfuerzos por mejorar la capacidad de la Unión Europa para responder con rapidez a las violaciones de los derechos humanos por parte de terceros países; resalta el importante papel de la Unión Europea en materia de derechos humanos en el mundo actual y el aumento de expectativas al respecto; pide que la Unión Europea mantenga la misma posición en materia de derechos  humanos en su política exterior y dentro de sus fronteras;

4.       Pide mantener la máxima vigilancia en el respeto de la cláusula sobre derechos humanos en los acuerdos de la Unión Europea con terceros países, así como la inclusión sistemática de tal cláusula en futuros acuerdos; recuerda que la cláusula sobre derechos humanos, por tratarse de un elemento fundamental, se impone a todas las disposiciones del acuerdo; insiste una vez más en que esta cláusula debe ir siempre acompañada de un verdadero mecanismo de aplicación;

Informe Anual de la Unión Europea sobre Derechos Humanos 2008

5.       Destaca la importancia del Informe Anual de la Unión Europea sobre Derechos Humanos como documento de análisis y evaluación de la política de derechos humanos de la Unión Europea y reconoce que las acciones de las instituciones de la Unión Europea en esta materia muestran un avance positivo;

6.       Reitera que debe facilitarse más y mejor información sobre la evaluación de las políticas y que deben proponerse elementos y directrices para mejorar el planteamiento general, minimizar sus eventuales contradicciones y ajustar las prioridades políticas país por país con el objetivo de adoptar una estrategias nacionales en materia de derechos humanos o, al menos, incluir un capítulo sobre ellos en los documentos de estrategia por país; reitera su petición de que se evalúen regular y periódicamente la aplicación y los resultados de las políticas, instrumentos e iniciativas de la Unión Europea en materia de derechos humanos en terceros países; pide al Consejo y a la Comisión que elaboren índices y referencias indicativas comparativas cuantificables para comprobar la efectividad de estas políticas;

7.       Acoge favorablemente la presentación pública del informe 2008 por parte del Consejo y la Comisión durante la reunión de la Subcomisión de Derechos Humanos del Parlamento celebrada el 4 de noviembre de 2008, coincidiendo con el año del 60º aniversario de la Declaración de los derechos humanos el 10 de diciembre de 1948, y su presentación ante el Pleno el día en el que se entregó el Premio Sájarov a la Libertad de Conciencia a Hu Jia, de China;

8.       Pide una vez más al Consejo y a la Comisión que identifiquen a los países objeto de «especial preocupación» en los que es especialmente difícil promover los derechos humanos y a los países en que se conculcan estos derechos, y, para ello, que elaboren criterios que permitan medir a los países con referencia a su trayectoria en materia de derechos humanos, lo que permitiría fijar distintas prioridades políticas;

9.       Pide al Consejo y a la Comisión mayores esfuerzos para difundir y hacer llegar su informe anual sobre los derechos humanos a la mayor audiencia posible; pide, asimismo, la realización de campañas informativas públicas que permitan hacer más visible el papel de la Unión Europea en este ámbito;

10.     Pide al Consejo y a la Comisión que realicen estudios periódicos para analizar el impacto y el conocimiento sobre las acciones de la Unión Europea en materia de derechos humanos por parte de la sociedad;

11.     Considera que el informe muestra que la Unión Europea, a pesar de la existencia de investigaciones en distintos Estados miembros, no ha procedido a una evaluación de las prácticas de los Estados miembros en lo relativo a la política del Gobierno de los Estados Unidos bajo la Presidencia de George Bush en el marco de la lucha antiterrorista;

12.     Pide al Consejo, de conformidad con la resolución aprobada unánimemente por el Congreso peruano en abril de 2008, que prevea la inclusión del Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA) en la lista europea de organizaciones terroristas;

13.     Señala que, para amplios sectores de opinión de todo el mundo, las políticas de inmigración constituyen un reto para la credibilidad de la acción exterior de la Unión Europea en materia de derechos humanos;

Actividades del Consejo y de la Comisión en materia de derechos humanos en los foros internacionales

14.     Considera que un refuerzo tanto cuantitativo como cualitativo de la Secretaría de Derechos Humanos del Consejo permitiría seguir incrementando la visibilidad y consolidando el papel de la Unión Europea en materia de promoción y respeto de los derechos humanos en su política exterior; espera que un futuro nombramiento de un Alto Representante para la Política Exterior y de Seguridad Común, que ejerza al mismo tiempo el cargo de Vicepresidente de la Comisión, refuerce de manera considerable la coherencia y la eficacia de la Unión Europea en el caso de que entre en vigor el Tratado de Lisboa;

15.     Considera imprescindible que, dada la importancia de las cuestiones relacionadas con los derechos humanos en las situaciones de conflicto y de post-conflicto, en el mandato de los representantes especiales de la Unión Europea se incluya de manera explícita la promoción de los derechos humanos y el objetivo de lograr que se respeten;

16.     Reitera su petición a la Comisión de que inste a los Estados miembros de la Unión Europea y a los terceros países con los que estén en marcha negociaciones de adhesión o de fortalecimiento de las relaciones a que firmen y ratifiquen todos los convenios y convenciones fundamentales en materia de derechos humanos de las Naciones Unidas y del Consejo de Europa, así como sus correspondientes protocolos facultativos y a que cooperen con los procedimientos y mecanismos internacionales en materia de derechos humanos; pide, en particular, la celebración de un acuerdo marco entre la Unión Europea y el ACNUR para promover la ratificación y aplicación de las Convenciones de las Naciones Unidas por parte de todos los Estados miembros;

17.     Pide al Consejo y a la Comisión que prosigan sus enérgicos esfuerzos por promover la ratificación universal del Estatuto de Roma y la adopción de la correspondiente legislación nacional para su aplicación, de conformidad con la Posición Común del Consejo 2003/444/PESC, de 16 de junio de 2003, relativa a la Corte Penal Internacional[21] y al Plan de acción de 2004 para hacer un seguimiento de la Posición Común; pide que estos esfuerzos se amplíen para incluir la ratificación y aplicación del Acuerdo sobre los Privilegios e Inmunidades de la CPI, que es un importante instrumento para el funcionamiento de la Corte; acoge favorablemente la ratificación del Estatuto de Roma por Madagascar, las Islas Cook y Surinam en 2008, que eleva a 108 el número total de Estados que hasta julio de 2008 eran Partes del Estatuto; insta a la República Checa, único Estado miembro de la Unión Europea que no ha ratificado el Estatuto de Roma, a que lo haga sin más demora[22]; insta a Rumanía a que rescinda su Acuerdo bilateral sobre inmunidad con los Estados Unidos;

18.     Pide a todas las Presidencias de la Unión Europea que planteen la importancia de la cooperación con la CPI en todas las cumbres y diálogos de la Unión Europea con terceros países, en particular en la cumbre UE-Rusia y en los diálogos UE-China, e insta a todos los Estados miembros de la Unión Europea a que incrementen la cooperación con la Corte y a que celebren acuerdos bilaterales sobre la ejecución de sentencias, así como sobre la protección de los testigos y las víctimas; reconoce además el Acuerdo entre la Corte Penal Internacional y la Unión Europea sobre cooperación y asistencia y, sobre esa base, pide a la Unión Europea y a sus Estados miembros que presten a la Corte toda la ayuda necesaria, incluido apoyo sobre el terreno, en sus asuntos en curso; acoge con satisfacción, en este contexto, la asistencia prestada por Bélgica y Portugal en la detención y entrega a la CPI de Jean-Pierre Bemba en mayo de 2008;

19.     Pide la rápida ratificación de la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad por parte de la Comunidad Europea y sus Estados miembros; insiste en que el Protocolo Facultativo a la Convención debe considerarse parte integrante de la misma, y pide una adhesión simultánea a la Convención y al Protocolo[23];

20.     Insiste en la necesidad de seguir aumentando el compromiso activo de la Unión Europea y sus Estados miembros en los temas de respeto de los derechos humanos y la democracia en los distintos foros internacionales en que participarán en 2009, incluidos el CDHNU, la Asamblea General de las Naciones Unidas, el Consejo Ministerial de la Organización de Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE) y el Consejo de Europa;

21.     Observa con satisfacción el desarrollo de la Conferencia de Defensores de los Derechos Humanos, financiada mediante el IEDDH y celebrada en Bruselas los días 7 y 8 de octubre de 2008, que constituyó una destacada iniciativa interinstitucional del Parlamento, la Comisión y las Naciones Unidas y marcó el 60º aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos;

22.     Observa con satisfacción la cooperación desarrollada entre la Unión Europa y el Consejo de Europa en el marco de un Memorando de Acuerdo firmado en mayo de 2007; celebra que la Presidencia de la Unión Europea, la Comisión, la Secretaría General del Consejo de Europa y la Presidencia del Comité de Ministros del Consejo de Europa mantuvieran reuniones cuatripartitas el 23 de octubre de 2007 y el 10 de marzo de 2008; insiste en la importancia de seguir fomentando la cooperación en el ámbito de los derechos humanos, el Estado de derecho y el pluralismo democrático, valores que tanto ambas organizaciones como todos los Estados miembros comparten;

23.     Acoge favorablemente la firma, el 18 de junio de 2008, de un acuerdo entre la Comisión y el Consejo de Europa para la cooperación en el seno de la Agencia de los Derechos Fundamentales de la UE; señala que dicho acuerdo contiene disposiciones para la celebración de reuniones periódicas, el intercambio de información y la coordinación de actividades;

24.     Observa con satisfacción que la Conferencia Diplomática de Dublín, celebrada los días 19 a 30 de mayo de 2008, adoptó la Convención sobre Municiones en Racimo; expresa su preocupación por el hecho de que no todos los Estados miembros de la Unión Europea firmasen el Tratado en la Conferencia convocada a tal efecto en Oslo el 3 de diciembre de 2008 y pide a los que no lo hicieron que lo hagan lo antes posible[24]; señala que la Convención impone una prohibición inmediata e incondicional de todas las municiones de racimo que causen un daño inaceptable a la población civil;

25.     Acoge con satisfacción la colaboración de Serbia en la detención y entrega de Radovan Karadžić al Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia (TPIY); constata con preocupación que Ratko Mladić y Goran Hadžić siguen libres y no han sido llevados al TPIY; a este respecto, pide a las autoridades serbias que aseguren la plena cooperación con el TPIY, que debería conducir a la detención y entrega de todos los demás acusados, para hacer posible la ratificación de un Acuerdo de Estabilización y Cooperación;

26.     Insta a todos los Estados miembros a que colaboren plenamente con todos los mecanismos de la justicia penal internacional, en particular para llevar a los fugitivos ante la justicia; observa con preocupación de la persistente falta de cooperación de Sudán para detener y entregar a la CPI a Ahmad Muhammad Harun («Ahmad Harun») y a Ali Muhammad Ali Abd-Al-Rahman («Ali Kushayb»), incumpliendo, por lo tanto, las obligaciones que le impone la Resolución 1593 (2005) del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas; condena enérgicamente las represalias tomadas por Sudán después de que la CPI dictara una orden de detención contra el Presidente al-Bashir y expresa su más profunda inquietud por la reciente ofensiva contra los defensores de los derechos humanos, que llevó, en junio de 2008, a la detención de Mohammed el-Sari, condenado a 17 años de cárcel por haber colaborado con la CPI, acoge con satisfacción la liberación de Hassan al-Turabi, líder del principal grupo de la oposición, el Partido del Congreso Popular, tras dos meses de detención por una declaración en la que exigía al Presidente al-Bashir que asumiese la responsabilidad política de los crímenes cometidos en Darfur; recuerda, por último, su Resolución de 22 de mayo de 2008, sobre Sudán y la Corte Penal Internacional (CPI)[25], y pide una vez más a las Presidencias de la Unión Europea y a los Estados miembros que estén a la altura de sus palabras y actúen en consecuencia, según lo que expresaron en la Declaración de la UE de marzo de 2008 y en las Conclusiones del Consejo de la UE sobre Sudán de junio de 2008, donde se afirma que la UE está dispuesta a considerar la adopción de medidas contra las personas responsables de no cooperar con la CPI, en caso de que siga ignorándose la obligación establecida en la Resolución 1593 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas sobre la cooperación con la CPI;

27.     Acoge con satisfacción el inicio, el 26 de enero de 2009, del primer juicio celebrado en la CPI, contra Thomas Lubanga, de la República Democrática del Congo (RDC), y señala que se trata del primer juicio en la historia del Derecho penal internacional en el que las víctimas participan activamente en el proceso; insta a la CPI, en este contexto, a que intensifique sus esfuerzos de información con vistas a comprometer a las comunidades de los países en situación de crisis con un proceso de interacción constructiva con la CPI, destinado a promover la comprensión y el apoyo de su mandato, a hacer frente a las expectativas de dichas comunidades y a permitirles seguir y comprender el funcionamiento de la justicia penal internacional; acoge con satisfacción la cooperación de la República Democrática del Congo en la entrega de Thomas Lubanga, Germain Katanga y Mathieu Ngudjolo a la CPI; lamenta, no obstante, el hecho de que la orden de la CPI para la detención de Bosco Ntaganda aún no se haya ejecutado, y pide que, en las próximas reuniones del Consejo de Asuntos Generales y Relaciones Exteriores, se exija la detención y entrega inmediata de Bosco Ntaganda a la CPI; señala con preocupación que en la República Democrática del Congo la situación, ya de por sí inestable, se ha visto todavía más desestabilizada recientemente por los nuevos ataques del Ejército de Resistencia del Señor, que, entre el 24 de diciembre de 2008 y el 13 de enero de 2009, masacró brutalmente en el norte de la República Democrática del Congo a 620 civiles, por lo menos, y secuestró a más de 160 niños; hace hincapié, por lo tanto, en la necesidad de detener urgentemente a los comandantes del Ejército de Resistencia del Señor, tal como exigió el Parlamento en su Resolución de 21 de octubre de 2008 sobre la imputación y el procesamiento de Joseph Kony ante la Corte Penal Internacional[26]; constata con preocupación que las órdenes de detención de la CPI contra cuatro miembros del Ejército de Resistencia del Señor de Uganda aún no se han ejecutado;

28.     Toma nota con satisfacción de las prometedoras primeras declaraciones realizadas por la nueva Administración de los Estados Unidos, reconociendo que la CPI parece ser un instrumento importante y creíble para intentar imputar a los principales responsables de las atrocidades cometidas en el Congo, Uganda y Darfur[27], y pide a los Estados Unidos que restituyan su firma y se comprometan en mayor medida con la CPI, en particular cooperando en situaciones que sean objeto de una investigación o de análisis preliminar por la CPI;

29.     Observa nuevamente con satisfacción la adopción por la Asamblea General de las Naciones Unidas de la Declaración sobre los derechos de los pueblos indígenas, que establece un marco en el que los Estados pueden proteger y promover los derechos de estos pueblos sin exclusión ni discriminación; insta, por tanto, a la Comisión a que siga atentamente la aplicación de la Declaración, en particular a través del IEDDH, especialmente fomentando la urgente ratificación, por parte de todos los Estados miembros, del Convenio 169 de la Organización internacional del Trabajo (OIT) sobre los pueblos indígenas y tribales, que apoya los principios mencionados en dicha Declaración mediante un instrumento jurídicamente vinculante; no obstante, saluda las actividades de la Comisión orientadas hacia los pueblos indígenas y el proyecto titulado «Promoción de los derechos de los pueblos indígenas mediante asistencia jurídica, creación de capacidades y diálogo», puesto en marcha como proyecto gestionado conjuntamente por la Comisión y la OIT; señala que, casi veinte años después de su entrada en vigor, sólo tres Estados miembros (Dinamarca, los Países Bajos y España) han ratificado el Convenio de la OIT; alienta, por tanto, las iniciativas dirigidas a incrementar el conocimiento de este importante instrumento legislativo y a reforzar su eficacia en el mundo mediante su ratificación por parte de todos los Estados miembros;

30.     Reitera su llamamiento a la elaboración de una estrategia marco europea sobre la población romaní, dada la especial situación social de las comunidades romaníes en la Unión Europea, en los países candidatos y en los países implicados en el proceso de Estabilización y Asociación; observa con satisfacción el desarrollo de la primera Cumbre UE-Comunidades Romaníes, celebrada en septiembre de 2008 bajo el patrocinio conjunto de la Presidencia de la Comisión y la Presidencia francesa del Consejo, con el objetivo de promover un compromiso firme de solucionar problemas concretos y crear mecanismos mediante los que se llegue a una mejor comprensión de la situación de los romaníes en toda Europa;

31.     Acoge con satisfacción el consenso alcanzado sobre un documento final por  la Conferencia para la Revisión de Durban el 21 de abril de 2009, como continuación de la Conferencia Mundial contra el Racismo, y que, entre otras cuestiones, protege plenamente el derecho a la libertad de expresión tal como se define en el Derecho internacional, reafirma y fortalece el llamamiento en aras de la protección de los derechos de los migrantes, y reconoce las formas múltiples y agravadas de discriminación; condena el discurso del Presidente Mahmud Ahmadinejad, por ser contrario al espíritu y el objetivo de la Conferencia, esto es, acabar con el azote del racismo; acoge favorablemente los resultados de las importantes sesiones del CDHNU, en funciones de comisión preparatoria de la Conferencia para la Revisión de Durban, que se celebraron del 21 de abril al 8 de mayo de 2008 y del 6 al 17 de octubre de 2008;

32.     Expresa su decepción por la falta de liderazgo del Consejo y por la incapacidad de los Estados miembros por llegar a un acuerdo sobre una estrategia común en la Conferencia de Revisión de Durban contra el Racismo y la Discriminación Racial, la Xenofobia y las Formas Conexas de Intolerancia, celebrada en Ginebra del 20 al 24 de abril de 2009 (Durban II); lamenta profundamente la falta de unidad y cooperación, en particular en el contexto del refuerzo previsto de las políticas externas de la UE en virtud del nuevo Tratado; pide a la Comisión y, en particular, al Consejo que expliquen al Parlamento si estaba prevista una estrategia de la UE y que le informen sobre los esfuerzos realizados para encontrar una base común, sobre lo que pasó y sobre las consecuencias de los resultados de Durban II;

33.     Observa con satisfacción el desarrollo del segundo Foro Europeo para los Derechos del Niño, organizado por la Comisión en marzo de 2008, que se centró en los mecanismos de alerta de desaparición de menores, la pobreza y la exclusión social, prestando especial atención a la situación de los niños romaníes;

34.     Se felicita por la celebración en 2008 del Año Europeo del Diálogo Intercultural, por iniciativa de la Comisión y por decisión del Parlamento Europeo y del Consejo; reitera que el diálogo intercultural tiene un papel cada vez más importante que desempeñar en el fomento de la identidad y la ciudadanía europea; insta a los Estados miembros y a la Comisión a que presenten estrategias para promover el diálogo entre las culturas, promuevan los objetivos de la Alianza de Civilizaciones dentro de sus ámbitos de competencia y mantengan el apoyo político a la misma;

Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas

35.     Elogia la labor del CDHNU y subraya su papel decisivo dentro de la arquitectura general de las Naciones Unidas y su capacidad de desarrollar un valioso marco para las acciones multilaterales de la Unión Europea en el ámbito de los derechos humanos; señala que este nuevo organismo tiene que seguir trabajando para ganar mayor credibilidad;

36.     Subraya que el papel que desempeñan las organizaciones de la sociedad civil es indispensable para lograr una acción eficaz del CDHNU;

37.     Saluda el inicio de un Examen Periódico Universal y el desarrollo de su primera ronda, que tuvo lugar en abril y mayo de 2008 y culminó con la aprobación de los informes definitivos por el pleno del CDHNU en junio de 2008; señala que la puesta en práctica de los dos primeros ciclos del nuevo mecanismo confirmó el potencial del Examen Periódico Universal y confía en que en la aplicación de este mecanismo permita alcanzar nuevos resultados y mejoras concretas; pide al Consejo y a la Comisión que sigan y observen atentamente las acciones emprendidas en el marco del Examen Periódico Universal y pide al Consejo que consulte al Parlamento al respecto;

38.     Señala que, tal como indica el Informe anual, los Estados miembros de la Unión Europea están en minoría en el CDHNU, pide a las instituciones de la Unión Europea y a sus Estados miembros que emprendan una acción concertada para superar esta situación, desarrollando las alianzas oportunas con los Estados y agentes no estatales que siguen defendiendo la universalidad e indivisibilidad de los derechos humanos;

39.     En ese sentido, pide al Consejo y el Comisión que se reafirmen en su compromiso de colaboración con los gobiernos democráticos de otros grupos regionales en el seno del CDHNU, con miras a mejorar las probabilidades de éxito de las iniciativas orientadas a hacer realidad los principios contenidos en la Declaración Universal de los Derechos Humanos; pide a la Comisión que presente un informe anual sobre los patrones de voto en las Naciones Unidas en los asuntos relacionados con los derechos humanos, analizando la manera en que dichos patrones se han visto afectados por las políticas de la Unión Europea y de sus Estados miembros y por las de otros bloques;

40.     Pide que se refuerce la cooperación entre el Consejo de Europa y la Unión Europea en el ámbito de la promoción de los derechos de las minorías y la protección de las lenguas regionales y minoritarias, haciendo uso de los instrumentos jurídicos de lucha contra la discriminación para defender la causa de la diversidad y la tolerancia;

41.     Reafirma la vital importancia de los procedimientos especiales y de los «mandatos por país» en el seno del CDHNU; considera que la renovación de los mandatos debe ser transparente; saluda la publicación del nuevo manual de procedimientos especiales de las Naciones Unidas e insiste en la necesidad de seguir esforzándose en nombrar candidatos independientes, con experiencia y con representatividad adecuada, tanto en lo geográfico como con respecto al género; toma nota de las novedades recientes en materia de mandatos temáticos y por países; acoge favorablemente los mandatos temáticos recientemente establecidos con referencia a las actuales formas de esclavitud y al acceso al agua potable segura y a las infraestructuras sanitarias; observa con agrado que el mandato del Relator Especial sobre la situación de los derechos humanos en Sudán ha sido prorrogado hasta junio de 2009;

42.     Observa con satisfacción que la Unión Europea impulsó la iniciativa de celebrar, en octubre de 2007, una sesión extraordinaria del CDHNU sobre Birmania que culminó, en junio de 2008, con la aprobación de una resolución en la que se condenaban las violaciones sistemáticas de los derechos humanos y el reclutamiento de niños soldados en Birmania y se instaba al Gobierno birmano a poner en libertad, con carácter inmediato y sin condiciones, a todos los presos políticos;

Resultados en relación con las directrices de la Unión Europea en materia de derechos humanos

43.     Considera que, a pesar de la demora en la ratificación definitiva del Tratado de Lisboa, los preparativos para la creación de un nuevo servicio de acción exterior de la Unión Europea deberían utilizarse de forma proactiva para armonizar los enfoques de las misiones de los Estados miembros y de la Comisión en el exterior en el ámbito de los derechos humanos, compartiendo estructuras y personal para crear auténticas «embajadas de la Unión Europea»;

44.     Toma nota del impulso dado por las Presidencias eslovena y francesa a la elaboración definitiva de las directrices europeas en materia de derechos humanos respecto de los derechos del niño; espera recibir dentro del próximo año proyectos de medidas específicas de aplicación que se concentren en la aplicación del enfoque holístico y global que contemplan las directrices;

45.     Considera que deben tomarse las medidas necesarias para garantizar que las cuestiones relacionadas con los derechos humanos sean supervisadas de manera más sistemática por la misiones de la Unión Europea, por ejemplo mediante el nombramiento de puntos de contacto en materia de derechos humanos e incluyendo directrices sobre los derechos humanos y su aplicación en los programas de formación del personal de las misiones de la Unión Europea;

Situación de las mujeres, violencia de género y feminicidios

46.     Acoge con satisfacción el hecho de que la Presidencia francesa, en el segundo semestre de 2008, haya situado la problemática de la situación femenina como una nueva prioridad de la acción de la Unión Europea en el campo de los derechos humanos, haciendo especial hincapié en la necesidad de hacer frente a la tragedia que suponen los fenómenos de violencia de género (incluida la práctica de la circuncisión femenina) y los feminicidios (incluida la práctica del aborto selectivo en función del sexo del feto);;

47.     Invita al Consejo y a los Estados miembros, ante la incapacidad de la comunidad internacional de lograr un cambio a mejor en Zimbabue —un desastre en términos de derechos humanos—, a examinar las razones de dicho fracaso con objeto de establecer unas políticas más eficaces, así como a informar al Parlamento sobre las medidas que se propone adoptar, dada la magnitud de la relación entre la Unión Europea y sus Estados miembros y muchos países africanos, en particular en el África meridional;

48.     Observa con satisfacción la adopción, el 8 de diciembre de 2008, de nuevas directrices, con lo que se establece una estrategia amplia de refuerzo de la acción de la Unión Europea para mejorar la seguridad de las mujeres, especialmente en países afectados por conflictos; lamenta, sin embargo, que no se haya dado al Parlamento la posibilidad de intervenir más activamente en la elaboración de estas nuevas directrices; pide, a este respecto, que en el futuro se establezca un mecanismo de consulta con el Parlamento tanto en la etapa de elaboración de las nuevas directrices como en la de evaluación y revisión de las mismas;

49.     Señala, sin embargo, el déficit existente en el desarrollo de políticas y acciones de la Unión Europea orientadas a los derechos humanos de las mujeres; tal carencia se refleja en el Informe del Consejo que, a la hora de evaluar distintas cuestiones temáticas, no puede sino suministrar pocos elementos;

Pena de muerte

50.     Remite a la Resolución sobre una moratoria de la aplicación de la pena capital (Resolución 62/149) adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 18 de diciembre de 2007, en la que se pide una nueva moratoria universal de la aplicación de la pena de muerte; señala que la Resolución concluye pidiendo a todos los Estados miembros de las Naciones Unidas que establezcan una moratoria de las ejecuciones con vistas a la abolición de la pena de muerte;

51.     Acoge favorablemente la Declaración contra la pena de muerte firmada el 10 de octubre de 2008 por los Presidentes del Parlamento Europeo, del Consejo y de la Comisión, en nombre de la UE, y por el Presidente de la Asamblea Parlamentaria, el Presidente del Comité de Ministros y el secretario General del Consejo de Europa, sobre el «Día Europeo contra la Pena de Muerte», que se celebrará el 10 de octubre de cada año; reitera que la prohibición de la pena de muerte es una de las disposiciones clave de la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea, en cuyo artículo 2 se dispone expresamente que «nadie podrá ser condenado a la pena de muerte ni ejecutado»;

52.     Acoge favorablemente la versión revisada y actualizado de las Directrices de la Unión Europea sobre la pena de muerte; reitera que la Unión Europea se opone a la pena de muerte en toda circunstancia y hace hincapié una vez más en que la abolición de la pena capital contribuye a la elevación de la dignidad de la persona y al desarrollo progresivo de los derechos humanos;

53.     Pide a la Presidencia que aliente a Italia, Letonia, Polonia y España, que aún no han ratificado el Protocolo nº 13 del CEDH relativo a la abolición de la pena de muerte en toda circunstancia, a que lo hagan; reconoce, a este respecto, que las Directrices sobre la pena de muerte se podrían aplicar de forma más coherente si los Estados miembros firmasen y ratificasen estos protocolos y convenios;

54.     Observa con satisfacción que la pena de muerte se encuentra en retirada y que en 2008 fue abolida en Ruanda y Uzbekistán para todos los delitos; toma nota con igual satisfacción del proyecto de código penal iraní, que prohíbe las condenas a lapidación, e insta al Parlamento iraní a última el código penal de forma tal, que en él se establezca la prohibición absoluta de la lapidación; censura con toda severidad el hecho de que el régimen iraní siga sentenciando a muerte y ejecutando a menores de 18 años (sobre todo aquellos cuyo único «delito» con arreglo a la ley islámica consiste en haber cometido actos de homosexualidad); subraya que Irán es el único país donde se ejecutaron delincuentes menores de edad en 2008; se muestra profundamente preocupado por el hecho de que otros 130 delincuentes menores de edad, como mínimo, se encuentran a la espera de ser ejecutados en Irán; condena una vez más la aplicación cada vez más frecuente de la pena de muerte por el régimen iraní, que coloca a Irán en segunda posición, inmediatamente detrás de China, en la clasificación de los países con el mayor número de ejecuciones; señala que en Guatemala no se ha dictado ninguna sentencia de muerte; sin embargo, manifiesta su inquietud ante la posibilidad de que puedan volver a aplicarse la pena capital; insta al gobierno guatemalteco a adquirir un auténtico compromiso a favor de la moratoria universal de la pena de muerte; no obstante, celebra las decisiones adoptadas por el presidente Colom en marzo de 2008, que pueden desembocar en la abolición de la pena de muerte en Guatemala; expresa su inquietud por el mantenimiento de la pena de muerte en la legislación nacional del Perú; señala que todas las sentencias a la pena de muerte dictadas en China han sido revisadas por el Tribunal Supremo; sin embargo, sigue preocupado por el hecho de que China todavía registre el mayor número de ejecuciones de todos los países del mundo; condena la práctica de la pena de muerte en Belarús, que es el único país de Europa que sigue aplicando la pena de muerte, con lo que se enfrenta a los valores europeos;

Tortura y otros tratos crueles, inhumanos o degradantes

55.     Insta a todos los Estados miembros de la Unión Europea que hasta ahora no hayan firmado o ratificado el Protocolo Facultativo a la Convención contra la Tortura (en sus siglas en inglés OPCAT) a que lo hagan sin más dilación;

56.     Sigue preocupado por la sinceridad del compromiso con los derechos humanos de los Estados miembros de la Unión Europea que se niegan a firmar el Convenio internacional para la protección de todas las personas contra las desapariciones forzosas mencionado más arriba; acoge favorablemente la ratificación de esta Convención por Argentina en mayo de 2008 y pide a todos los Estados miembros de la Unión Europea que no hayan firmado y ratificado dicha Convención que lo hagan sin tardanza[28];

57.     Acoge favorablemente la versión revisada de las Directrices de la UE sobre la tortura, adoptadas por el Consejo en abril de 2001 y actualizadas en 2008, que tienen por objetivo proporcionar a la UE un instrumento que pueda utilizarse en contactos con terceros países a todos los niveles y en foros multilaterales de derechos humanos con el fin de apoyar e intensificar los actuales esfuerzos por prevenir y erradicar la tortura y los malos tratos en todo el mundo; reitera que la UE se ha comprometido firmemente a defender la prohibición de la tortura y los tratos crueles, inhumanos y degradantes;

58.     Espera que el Consejo y la Comisión refuercen su cooperación con el Consejo de Europa para crear una zona libre de tortura y de otras formas de trato inhumano a escala europea, como clara señal de que los países europeos están firmemente comprometidos a erradicar estas prácticas, en primer lugar dentro de sus fronteras, ofreciendo un ejemplo a seguir por otros países del mundo en los que, desgraciadamente, todavía persisten estas prácticas;

59.     Acoge favorablemente el estudio de evaluación de la aplicación de las directrices de la Unión Europea sobre la tortura y otros tratos o castigos crueles, inhumanos o degradantes, que contiene nuevas recomendaciones y medidas de aplicación destinadas a seguir reforzando la acción en este ámbito; observa con satisfacción que se han recogido en él las recomendaciones contenidas en el estudio titulado «Evaluación de la aplicación de las directrices de la Unión Europea sobre la tortura y otros tratos o castigos crueles, inhumanos o degradantes», presentado a la Subcomisión de Derechos Humanos del Parlamento el 28 de junio de 2007 y al COHOM en diciembre de 2007; observa con satisfacción las conclusiones extraídas del examen de la aplicación de las directrices; así como las medidas de aplicación, pensadas para ofrecer orientación en este ámbito a las misiones de la Unión Europea y a las delegaciones de la Comisión; en este contexto, acoge favorablemente los criterios específicos de acción relacionados con casos particulares y lamenta la falta de medidas encaminadas a prevenir el traslado de personas a países donde puedan correr peligro de ser torturadas o de sufrir otros castigos inhumanos o degradantes; en este sentido, insta una vez más a la Unión Europea a cumplir las normas y estándares establecidos en virtud de los instrumentos internacionales y regionales relacionados con la tortura y los malos tratos;

60.     Acoge con satisfacción la Resolución 62/148 sobre la tortura y otros tratos o castigos crueles, inhumanos y degradantes, copatrocinada por la UE y adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 4 de marzo del 2008, en la que se recuerda que la libertad frente a la tortura y otros tratos o castigos crueles, inhumanos y degradantes es un derecho básico que debe ser protegido en toda circunstancia; señala que la Red de Comisiones Parlamentarias de Derechos Humanos de la Unión Europea celebró su segunda reunión el 25 de junio de 2008 en el Parlamento Europeo, dedicando especial atención a la lucha contra la tortura, en presencia del Relator Especial de las Naciones Unidas sobre la tortura, Manfred Nowak;

61.     Insta al Consejo y a la Comisión a que mantengan la práctica de realizar gestiones ante todos los socios internacionales de la Unión Europea en lo que se refiere a la ratificación de los convenios internacionales que prohíben el uso de la tortura y los malos tratos, y de su aplicación, así como la cláusula de ayuda para la rehabilitación de los supervivientes de la tortura; pide al Consejo y a la Comisión que concedan a la lucha contra la tortura y los malos tratos la máxima prioridad en la política de derechos humanos de la Unión Europea, en particular a través de una mejor aplicación de las directrices y de todos los demás instrumentos de la Unión Europea, como el IEDDH, y velando por que los Estados miembros se abstengan de aceptar seguridades diplomáticas de terceros países en los que existe un riesgo real de que se someta a las personas a torturas o malos tratos;

62.     Señala la importancia del Reglamento (CE) nº 1236/2005 del Consejo, de 27 de junio de 2005, sobre el comercio de determinados productos que pueden utilizarse para aplicar la pena de muerte o infligir tortura u otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes[29], que prohíbe la exportación y la importación de bienes que no tengan otra utilidad que la de servir para la ejecución de la pena capital, la tortura u otros tratos o castigos crueles, inhumanos o degradantes y que entró en vigor el 30 de julio de 2006; insta al Consejo y a la Comisión a efectuar una evaluación de la aplicación de dicho Reglamento por los Estados miembros y examinar las posibilidades de ampliar el ámbito de aplicación del mismo;

63.     Lamenta que haya 1,35 millones de personas desplazadas en la RDC, incluidos 850 000 desplazados en Kivu Norte; subraya una vez más la necesidad de adoptar medidas urgentes en forma de investigación exhaustiva destinada a llevar ante la justicia a los autores de la matanza de unas 150 personas perpetrada por el CNDP (Congreso Nacional para la Defensa del Pueblo) y la milicia Mai Mai en Kiwanja en noviembre de 2008; pide a los Gobiernos de la República Democrática del Congo y de Ruanda que se comprometan a apoyar plenamente la Misión de las Naciones Unidas en la República Democrática del Congo (MONUC) en la región, en cumplimiento de su mandato de mantenimiento de la paz, así como que procuren proteger a los civiles en la región de la violencia y las graves atrocidades que se han visto hasta la fecha; pide asimismo al Consejo y a la Comisión que apoyen una investigación sobre las graves violaciones del derecho internacional humanitario que se producen a diario, incluidas violaciones, ejecuciones sin juicio previo y torturas, así como la necesidad de aplicar una estrategia firme de la Unión Europea capaz de contribuir a facilitar el cambio en la región;

64.     Sigue profundamente preocupado por la devastadora crisis humanitaria en Zimbabue, la epidemia de cólera y la persistente negativa del régimen de Mugabe a dar una respuesta eficaz a la crisis; pide al Consejo y a la Comisión que condenen las acciones del régimen de Mugabe y que reafirmen su compromiso con el pueblo zimbabuense en forma de un programa de ayuda humanitaria a largo plazo; denuncia la intimidación y la detención por el régimen de Mugabe de defensores de los derechos humanos y miembros de la sociedad civil, como Jestina Mukoko, y pide que los autores de estos actos sean llevados ante la justicia;

Derechos del niño

65.     Subraya una vez más la urgente necesidad de aplicar las Directrices de la Unión Europea sobre los niños en conflictos armados e insta a todos los Estados a asumir los Compromisos de París de 2007 para proteger a los niños frente al reclutamiento ilegal y frente a su utilización por fuerzas militares o grupos armados;

66.     Acoge favorablemente la versión actualizada de las mencionadas Directrices, aprobada el 16 de junio de 2008, y observa con agrado que la Unión Europea ha dado instrucciones a sus representantes para que diseñen estrategias individuales relacionadas con los 13 países prioritarios para la aplicación de los seis nuevos ámbitos temáticos definidos en las Directrices: reclutamiento, asesinato y mutilación, ataques a escuelas y hospitales, bloqueo de los accesos a la ayuda humanitaria, violencia sexual y de género, y violaciones y abusos;

67.     Saluda la adopción de las conclusiones del Consejo Europeo de junio de 2008 relacionadas con los derechos del niño, en particular de los menores afectados por conflictos armados; toma nota de que el Consejo pidió a la Comisión y a los Estados miembros que siguieran velando por la coherencia, complementariedad y coordinación de las políticas y programas de derechos humanos, seguridad y desarrollo, para paliar de manera eficaz, sostenible y completa los efectos a corto, medio y largo plazo de los conflictos armados en los menores,

68.     Saluda la adopción por la Unión Europea, en junio de 2008, de la lista de control (checklist) revisada, que tiene por objeto integrar en la Política Europea de Seguridad y Defensa la protección de los niños afectados por los conflictos armados; observa que la nueva lista presenta mejoras sustanciales, especialmente en lo relativo a la elaboración de la definición de la protección de los menores, la formación específica en el respeto de los menores afectados por conflictos armados, las tareas de observación e información, la mejora de la visibilidad y de la concienciación, la posibilidad de contar con conocimientos expertos sobre el terreno y la intensificación de la comunicación entre los expertos activos en misiones y operaciones y Bruselas;

69.     Acoge favorablemente las iniciativas de la Presidencia relacionadas con los niños afectados por los conflictos armados; toma nota de la celebración de la conferencia titulada «Reforzar el impacto sobre el terreno: la colaboración entre las ONG y la Unión Europea en el ámbito temático de los niños afectados por conflictos armados», organizada por la Presidencia eslovena en abril de 2008;

70.     Toma nota de la Resolución sobre los niños y los conflictos armados adoptada el 22 de febrero de 2008 por la Asamblea General de las Naciones Unidas y el informe del Representante Especial del Secretario General de las Naciones Unidas al respecto; condena enérgicamente el reclutamiento y empleo de niños en conflictos armados en Chad e Iraq;

71.     Acoge favorablemente el informe anual y las conclusiones del grupo de trabajo del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas sobre los niños y los conflictos armados; condena enérgicamente las graves violaciones de los derechos de los niños y el uso continuado de niños en conflictos armados en Sri Lanka, Birmania, Filipinas, Somalia, Congo y Burundi;

72.     Celebra que 16 Estados miembros de la Unión Europea[30] hayan firmado la Declaración de Ginebra sobre Violencia Armada y Desarrollo, alcanzándose así el número de 97 Estados que se adhieren a la misma; insta a los otros 11 Estados miembros de la Unión Europea, que todavía no lo han hecho, a que firmen la Declaración de Ginebra cuanto antes;

73.     Pide a los Estados miembros que aún no lo hayan hecho que firmen y ratifiquen sin dilación los protocolos facultativos a la Convención sobre los Derechos del Niño[31];

74.     Observa con satisfacción que en 2008 la Comisión anunció, en el marco del programa temático titulado «Invertir en las personas», una convocatoria de propuestas de proyectos concebidos por organizaciones no gubernamentales para niños afectados por conflictos armados y por el tráfico de menores; pide a la Comisión que siga prestando especial atención a la situación de los niños afectados por conflictos armados;

Defensores de los derechos humanos

75.     Saluda la celebración de la Conferencia de Defensores de los Derechos Humanos los días 7 y 8 de octubre de 2008; reafirma el compromiso de la Unión Europea de mejorar la protección de los defensores de los derechos humanos en su lucha por hacer realidad la visión descrita en la Declaración Universal de los Derechos Humanos;

76.     Llama la atención sobre el abuso y la explotación sexual de millones de niños en todo el mundo; pide al Consejo, a la Comisión y a los Estados miembros que hagan todo lo posible para prevenir y combatir la explotación y el abuso sexual de los niños, proteger los derechos de los niños víctimas de explotación y abuso sexual y promover la cooperación nacional e internacional en la lucha contra la explotación y el abuso sexual de los niños;

77.     Acoge favorablemente la Declaración sobre las acciones del Consejo de Europa encaminadas a mejorar la protección de los defensores de los derechos humanos y promover sus actividades, aprobada por el Comité de Ministros el 6 de febrero de 2008;

78.     Manifiesta su satisfacción por la creación en 2006, por parte de la Oficina de Instituciones Democráticas y Derechos Humanos (OIDDH), de un centro de coordinación para los defensores de los derechos humanos desde el que observar la situación de estos derechos en todos los países de la OSCE; insta a las instituciones de la Unión Europea a que refuercen su apoyo a los defensores de los derechos humanos creando un centro de coordinación en el Parlamento Europeo, el Consejo y la Comisión, con el fin de mejorar el seguimiento de los casos particulares y la coordinación con otras organizaciones internacionales y europeas;

79.     Acoge favorablemente la versión revisada de 2008 de las Directrices de la Unión Europea sobre defensores de los derechos humanos; destaca la inclusión de disposiciones destinadas a mejorar el apoyo prestado a los defensores de los derechos humanos y la protección de los mismos por las misiones de la Unión Europea, tales como estrategias locales para la aplicación de las directrices, grupos de trabajo locales sobre derechos humanos y la organización de reuniones al menos una vez al año entre defensores de los derechos humanos y diplomáticos; celebra al mismo tiempo la inclusión de la posibilidad de emitir visados de emergencia y de facilitar la acogida temporal en los Estados miembros de la Unión Europea, en tanto que medidas para ofrecer una asistencia y una protección rápidas a los defensores de los derechos humanos que se encuentren en peligro en terceros países;

80.     Pide una vez más al Consejo y a los Estados miembros que examinen, atendiendo a los detalles concretos, la cuestión de la concesión acelerada de visados a los defensores de los derechos humanos, incluyendo en el nuevo Código Comunitario sobre Visados una referencia clara a la situación específica de los defensores de los derechos humanos y creando, de este modo, un procedimiento de visados específico y acelerado en el que se aproveche la experiencia de los Gobiernos irlandés y español en la materia; toma nota del debate sobre la posibilidad de expedir visados para la reubicación temporal de defensores de los derechos humanos en situación de peligro inmediato o necesitados de refugio y pide al COHOM que haga progresos en este apartado; considera que la confidencialidad que envuelve las gestiones de la Unión Europea a favor de los defensores de los derechos humanos es útil a veces, pero pide que, a pesar de esta confidencialidad, el personal local de la Unión Europea facilite sistemáticamente toda la información relativa a estas gestiones a las ONG activas sobre el terreno, a los defensores de los derechos humanos y a sus familias;

81.     Remite a las Conclusiones del Consejo de 13 de octubre de 2008 sobre Belarús y a la declaración emitida por la Presidencia el 30 de septiembre de 2008 en relación con las elecciones parlamentarias celebradas aquel mes en Belarús; lamenta que las elecciones no respondieran a los estándares internacionales e incumplieran los criterios democráticos de la OSCE; se felicita por la puesta en libertad del último preso político internacionalmente reconocido, Alyaksandr Kazulin, antes de las elecciones; sin embargo, sigue preocupado por el hecho de que al menos diez activistas permanezcan en un régimen de «libertad limitada» que sólo les permite estar en su casa o ir a trabajar; sigue gravemente preocupado por la situación de los derechos humanos en Belarús;

82.     Condena el refuerzo de las restricciones impuestas por el Gobierno chino a los defensores de los derechos humanos antes de los Juegos Olímpicos, que les prohibían participar en comunicaciones telefónicas y vía Internet, rastreaban sus movimientos y les sometían a diversos grados de arresto domiciliario y a una vigilancia y un control sin precedentes, como resultado de lo cual numerosos activistas optaron por aplazar o suspender su trabajo hasta el fin de los Juegos;

83.     Llama específicamente la atención sobre las importantes repercusiones que el derecho a la libertad de expresión en Internet puede tener en comunidades cerradas, e invita a la Unión Europea a apoyar a los ciberdisidentes en todo el mundo y, en consecuencia, pide al Consejo y a la Comisión y al que aborden todas las restricciones a la prestación de servicios de Internet y de la sociedad de la información por empresas europeas en terceros países como parte de la política comercial exterior de la Unión Europea al respecto y que consideren barreras al comercio todas las limitaciones innecesarias a la prestación de dichos servicios;

84.     Se declara gravemente preocupado al observar que en 2008 Irán siguió eliminando a defensores independientes de los derechos humanos y miembros de la sociedad civil y que persistieron graves violaciones de los derechos humanos; condena que se detenga arbitrariamente, torture y encarcele a defensores de los derechos humanos por la actividad que desarrollan, bajo la acusación de «actividades contrarias a la seguridad nacional»; lamenta la actual política del gobierno contra los maestros y los universitarios, que impide el acceso de los alumnos a la educación superior, y condena la persecución y encarcelamiento de activistas estudiantiles;

85.     Expresa su preocupación por la situación de los derechos humanos en Nicaragua y Venezuela y por los ataques y actos de hostigamiento de los cuales son objeto diversas organizaciones de defensa de derechos humanos en dichos países; en este sentido, pide a los Gobiernos y a las autoridades de Nicaragua y Venezuela que actúen para proteger las libertades y los derechos democráticos y el Estado de Derecho;

86.     Reitera su posición con respecto a los cubanos galardonados con el Premio Sájarov, Oswaldo Payá Sardiñas y el grupo conocido como «Damas de Blanco»; considera intolerable que un país con el que la UE ha reanudado el diálogo político sobre todo tipo de cuestiones, incluidos los derechos humanos, se niegue a permitir la participación de Oswaldo Payá y las «Damas de Blanco» en la ceremonia conmemorativa del XX aniversario del Premio; rechaza enérgicamente la violencia sistemática y los repetidos actos de acoso sufridos por los galardonados con el Premio Sájarov; insta, en este sentido, al Gobierno cubano a que ponga inmediatamente en libertad a todos los presos políticos y de conciencia y a que reconozca el derecho de todos los cubanos a entrar en el país y a salir de él libremente;

Directrices sobre el diálogo en materia de derechos humanos y consultas reconocidas con terceros países

87.     Toma nota de la versión actualizada de las directrices adoptadas bajo la Presidencia francesa sobre el diálogo en materia de derechos humanos con los terceros países; pide nuevamente al Consejo y a la Comisión que inicien una evaluación completa de estas directrices sobre la base de una evaluación en profundidad de cada diálogo y de los resultados alcanzados y que, con este fin, elaboren indicadores claros del impacto de cada diálogo, y criterios para el inicio, el cese y la reanudación de éstos; destaca la necesidad de seguir celebrando reuniones interinstitucionales informales antes y después de cada diálogo, con objeto de aumentar el intercambio de información entre las instituciones y permitir, en su caso, una mejor coordinación; recuerda a este respecto que la adopción de estrategias en materia de derechos humanos por país contribuirá a reforzar la coherencia de la política de la Unión Europea en materia de derechos humanos;

88.     Subraya una vez más, en este contexto, las propuestas de la mencionada Resolución del Parlamento, de 6 de septiembre de 2007, sobre el funcionamiento de los diálogos sobre derechos humanos y las consultas sobre derechos humanos con terceros países;

89.     Lamenta que China haya aplazado la decimoprimera cumbre China-UE a causa de la visita del Dalai Lama a Europa; pone de relieve la necesidad de intensificar y replantear de manera radicalmente distinta el diálogo UE-China sobre derechos humanos;  manifiesta su preocupación por las graves violaciones de los derechos humanos en China y subraya que, a pesar de las promesas hechas por el régimen antes de los Juegos Olímpicos de agosto de 2008, la situación del país no ha mejorado en este ámbito; señala, por añadidura, que las restricciones a la libertad de asociación, expresión y religión se han endurecido aún más; condena enérgicamente los violentos castigos infligidos a los tibetanos a raíz de la ola de protestas que se extendió en todo el Tíbet desde el 10 de marzo de 2008 y la represión por parte del Gobierno chino, que se ha intensificado en el Tíbet desde entonces, y pide la reanudación de un diálogo entre ambas partes sincero y orientado hacia los resultados, sobre la base del «Memorando sobre una autonomía genuina para el pueblo tibetano»; señala que, a pesar de las repetidas promesas del Gobierno chino de ratificar el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, la ratificación sigue sin producirse; remite a la Resolución del Parlamento Europeo, de 17 de enero de 2008, sobre la detención del disidente chino Hu Jia[32], galardonado con el Premio Sájarov de 2008 a la Libertad de Conciencia; pide al Gobierno chino que ponga inmediatamente en libertad a Hu Jia y que deje sin efecto la reclusión domiciliaria bajo vigilancia de su esposa Zen Jinyan y de su hija; condena asimismo la ola de represión lanzada contra los signatarios de la petición «Carta 08», documento en el que se piden reformas democráticas en China y se pide la libertad del disidente Liu Xiaobo, que permanece detenido desde el 9 de diciembre de 2008; manifiesta su preocupación por el hecho de que el sistema jurídico siga siendo vulnerable a injerencias arbitrarias y, a menudo, políticamente motivadas, incluido el sistema de secretos de Estado, lo que impide la transparencia necesaria para el desarrollo de una buena gobernanza y de un sistema en que prevalezca el Estado de Derecho; en este sentido, deplora la práctica sistemática de castigar a los juristas que tratan de conseguir que el sistema jurídico chino funcione de conformidad con las propias leyes del país y con los derechos de sus ciudadanos; señala la persistente fragilidad de la libertad de Internet en China y, a este respecto, pide a las empresas europeas que prestan servicios de contenido de Internet que no revelen a ningún funcionario extranjero ninguna información que identifique personalmente a un usuario particular del servicio en cuestión, excepto con legítimos fines de cumplimiento de la ley extranjera de conformidad con la Declaración Universal de los Derechos Humanos;

90.     Reitera su preocupación por la interrupción del diálogo sobre derechos humanos con Irán desde 2004 debido a la ausencia de progresos positivos en la mejora de la situación de los derechos humanos y a la falta de cooperación de Irán; hace un llamamiento a las autoridades iraníes para que reanuden este diálogo con el fin de prestar su apoyo a todos los protagonistas de la sociedad civil comprometida con la democracia y que refuercen (a través de métodos pacíficos y no violentos) los actuales procesos que puedan fomentar las reformas democráticas, institucionales y constitucionales, garantizar el carácter duradero de estas reformas y consolidar la participación de todos los defensores iraníes de los derechos humanos y de todos los representantes de la sociedad civil en los procesos políticos, reforzando la función que desempeñan en el discurso político general; expresa su grave preocupación por el hecho de que en 2008 la situación de los derechos humanos en Irán haya empeorado y hayan persistido a las restricciones de la libertad de expresión y de reunión; en este contexto, expresa su seria inquietud por la supresión de los derechos de los periodistas, escritores, estudiosos y defensores de los derechos de la mujer y los derechos humanos; sigue preocupado por la represión de las minorías étnicas y religiosas en Irán; condena la aplicación cada vez más frecuente de la pena capital, incluso a menores, en Irán;

91.     Lamenta la falta de resultados de las consultas entre la Unión Europea y en Rusia sobre derechos humanos; lamenta que las autoridades rusas declinaran las invitaciones a participar en las mesas redondas celebradas para preparar las consultas, en las que intervenían ONG nacionales e internacionales; señala que durante las consultas la Unión Europea expuso sus preocupaciones en materia de derechos humanos, centradas especialmente en las libertades de expresión y de reunión, el funcionamiento de la sociedad civil, los derechos de las minorías, la lucha contra el racismo y la xenofobia y los derechos de los niños y las mujeres, además de las obligaciones internacionales de la Unión Europea y de Rusia en materia de derechos humanos; sin embargo, deplora el fracaso de la Unión Europea en conseguir cambio político alguno en la Federación de Rusia, en particular en relación con la impunidad y la independencia del poder judicial, el trato a los defensores de los derechos humanos y a los presos políticos, incluido Mijaíl Jodorkovsky, la independencia de los medios de comunicación y la libertad de expresión, el trato de las minorías étnicas y religiosas, el respeto del Estado de Derecho y la protección de los derechos humanos en las fuerzas armadas, la discriminación por la orientación sexual y otros temas; remite a su Resolución, de 19 de junio de 2008, sobre la Cumbre UE-Rusia de los días 26 y 27 de junio de 2008 en Janti-Mansiisk[33]; expresa una vez más su preocupación por el deterioro de la situación de los defensores de los derechos humanos y por las dificultades halladas por las ONG para registrarse y desarrollar sus actividades; reitera su preocupación por la Ley contra el Extremismo, que podría afectar a la libre circulación de la información y dar pie a las autoridades rusas a seguir restringiendo el derecho a la libertad de expresión de los periodistas independientes y los políticos de la oposición; expresa una vez más su preocupación por el deterioro de la situación de los defensores de los derechos humanos y por las dificultades halladas por las ONG para registrarse y desarrollar sus actividades; reitera su preocupación por la Ley contra el Extremismo, que podría afectar a la libre circulación de la información y dar pie a las autoridades rusas a seguir restringiendo el derecho a la libertad de expresión de los periodistas independientes y los políticos de la oposición; expresa también preocupación, en consonancia con el informe de Amnistía Internacional de diciembre de 2008, por la persistente falta de respeto, por parte de la Oficina del Fiscal General, del derecho de Mijaíl Jodorkovsky y de su socio Platon Lebedev a un juicio justo de acuerdo con las normas internacionales y lamenta profundamente el trato del antiguo vicepresidente de Yukos Vasily Aleksanian, cuya negativa a prestar falso testimonio contra Mijail Jodorkovsky llevó a las autoridades rusas a permitir que se deteriorara su estado de salud hasta un estado terminal, y se suma a la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa en su llamamiento a las autoridades rusas para que hagan uso de todos los medios legales disponibles para garantizar la puesta en libertad y la seguridad de Igor Sutiagin and Valentin Danilov;  se felicita por la puesta en libertad de Mijail Trepashkin; lamenta profundamente que la misión de observación electoral de la Oficina de Instituciones Democráticas y Derechos Humanos de la OSCE que debía cubrir las elecciones presidenciales de marzo de 2008 tuviera que suspenderse debido a las restricciones y limitaciones impuestas por las autoridades rusas;

92.     Toma nota de la existencia de subcomisiones de derechos humanos en diversos países de la orilla sur del Mediterráneo (Marruecos, Túnez, Líbano, Jordania, Egipto, Israel y la Autoridad Palestina) en el contexto de la Política Europea de Vecindad e insta al Consejo y a la Comisión a crear subcomisiones de derechos humanos con todos los países vecinos; pide nuevamente que se asocie a los parlamentarios a la preparación de las reuniones de dichas subcomisiones y que se les informe de los resultados de las mismas; acoge con satisfacción que, previa y posteriormente, la delegación de la Comisión en el país interesado y los servicios pertinentes de la Comisión en Bruselas consulten a la sociedad civil; impugna, sin embargo, la eficacia y la coherencia de la metodología utilizada, y, en particular, los criterios para la evaluación de los debates celebrados en estas subcomisiones; considera que estas subcomisiones deben permitir el seguimiento específico de las cuestiones de derechos humanos incluidas en el plan de acción, pero hace hincapié en que los debates sobre derechos humanos no deberían circunscribirse en ningún caso a estas subcomisiones y pone de relieve la importancia de la coordinación con otras subcomisiones que se ocupen de asuntos relacionados con los derechos humanos, como la migración; destaca la necesidad de incluir estas cuestiones en el marco del diálogo político hasta el nivel más elevado para aumentar la coherencia de la política de la Unión sobre este tema; está convencido de que la Política Europea de Vecindad, tal como está diseñada y estructurada (plan de acción, informe de seguimiento y subcomisiones) podría dar un verdadero impulso a la promoción de los derechos humanos, en caso de que la Unión Europea fuese capaz de demostrar una verdadera voluntad política para garantizar el respeto por el predominio de los derechos humanos de la forma más coherente, sistemática y amplia posible; considera, por tanto, que el respeto de los derechos humanos y los principios democráticos debe ser una condición previa para el fortalecimiento de las relaciones entre la Unión y un país tercero; en el contexto de la conclusión de un acuerdo marco con Libia, pide al Consejo y a la Comisión que presten la debida atención al diálogo y la cooperación en materia de derechos humanos;

93.     Lamenta profundamente la reciente escalada militar y que continúe deteriorándose la situación humanitaria en Gaza, expresando al mismo tiempo su solidaridad incondicional a la población civil en el sur de Israel; insta a todas las partes a aplicar plenamente la Resolución 1860 (2009) del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, a fin de asegurar un alto el fuego permanente; subraya la urgente necesidad de una responsabilización eficaz en casos de violación del Derecho internacional humanitario; acoge con satisfacción, en este sentido, la decisión del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas de crear una misión de investigación independiente para crímenes de guerra y violaciones graves de los derechos humanos cometidos por las diferentes partes durante el reciente conflicto de Gaza; insta a todas las partes a cooperar con los investigadores sobre derechos humanos de las Naciones Unidas; toma nota del compromiso del Consejo de Asuntos Generales y de Relaciones Exteriores de 27 de enero de 2009 de seguir de cerca estas investigaciones, y pide a la Comisión que tome una decisión, en estrecha consulta con los Estados miembros, sobre las medidas que deberán adoptarse una vez se conozcan los resultados;

94.     Toma nota de la celebración de la segunda ronda del diálogo UE-Uzbekistán sobre derechos humanos el 5 de junio de 2008; toma nota de la celebración del seminario sobre libertad de los medios en Tashkent los días 2 y 3 de octubre de 2008; considera que este seminario no alcanzó su objetivo original de propiciar un debate abierto sobre las violaciones de los derechos humanos y la libertad de los medios en Uzbekistán; señala que sigue faltando una investigación internacional independiente sobre la matanza de Andijan y que la situación de los derechos humanos en Uzbekistán no mejora; se felicita por la puesta en libertad de dos defensores de los derechos humanos, Dilmurod Mujiddinov and Mamarajab Nazarov; condena el encarcelamiento de defensores de los derechos humanos y periodistas independientes por motivos políticos e insta a las autoridades uzbekas a poner en libertad a todos los defensores de los derechos humanos y a otros presos políticos; expresa nuevamente su profunda preocupación por el encarcelamiento de Salion Abdurajmánov, periodista independiente, y Agzam Turgúnov, activista de los derechos humanos; toma nota de las Conclusiones del Consejo de 13 de octubre de 2008 sobre Uzbekistán; insta a las autoridades uzbekas a que acepten la acreditación del nuevo director de país de Human Rights Watch y permitan a esta organización y a otras organizaciones y ONG internacionales desarrollar su actividad sin impedimentos; pide a Uzbekistán que colabore de forma plena y efectiva con los relatores especiales de las Naciones Unidas sobre la tortura y la libertad de expresión y que suprima las limitaciones impuestas al registro y al funcionamiento de las ONG en Uzbekistán; toma nota de que el Consejo ha decidido no renovar las restricciones de viaje aplicables a determinadas personas mencionadas en la Posición Común 2007/734/PESC[34], que habían sido suspendidas en aplicación de las conclusiones de los Consejos de los días 15 y 16 de octubre de 2007 y 29 de abril de 2008; celebra que, ello no obstante, el Consejo haya decidido prorrogar 12 meses el embargo de armas impuesto en aplicación de dicha Posición Común; pide al Consejo y a la Comisión que examinen la situación general de los derechos humanos en Uzbekistán; reitera su llamamiento para la inmediata liberación de los presos políticos; toma nota de la declaración de la Presidencia de la Unión Europea de 17 de diciembre de 2008 sobre los casos particulares;

95.     Toma nota con satisfacción de que la Unión Europea y Turkmenistán celebraron su primera ronda de diálogo sobre derechos humanos en julio de 2008; celebra que en ella se expresaran preocupaciones por la situación de los derechos humanos en Turkmenistán, especialmente en relación con las libertades de expresión y reunión, la independencia del poder judicial y el funcionamiento de la sociedad civil; remite a su Resolución, de 20 de febrero de 2008, sobre una estrategia de la UE para Asia Central[35] y reitera que Turkmenistán debe hacer progresos en ámbitos clave para que la UE concluya el Acuerdo Interino: entre otras medidas, dando al Comité Internacional de la Cruz Roja un acceso libre y sin restricciones, reformando el sistema educativo de conformidad con las pautas internacionales, poniendo en libertad sin condiciones a todos los presos políticos y de conciencia, aboliendo todos los impedimentos gubernamentales a la libertad de circulación y permitiendo a todas las ONG y organismos de defensa de los derechos humanos actuar con libertad en el país; pide al Consejo y a la Comisión que elaboren claramente, antes de la firma del Acuerdo Interino, mejoras específicas en materia de derechos humanos y, a ese fin, adopten una hoja de ruta con unos plazos claros para su aplicación;

96.     Apoya la voluntad del Consejo de establecer diálogos sobre los derechos humanos con los restantes países de Asia central; pide que los diálogos se orienten a los resultados y sigan estrictamente las Directrices relativas a los diálogos sobre derechos humanos con terceros países, garantizando la participación de la sociedad civil y del Parlamento Europeo; pide que el establecimiento de los diálogos cuente con los recursos adecuados en las Secretarías del Consejo y de la Comisión;

97.     Señala la importancia del compromiso de Turquía y de la Unión Europea en el proceso de adhesión de Turquía para las reformas en curso en materia de derechos humanos en Turquía; considera como un paso decisivo para la libertad de expresión en Turquía la decisión del Gobierno de permitir las emisiones de la televisión kurda; lamenta, no obstante, el hecho de que el uso de la lengua kurda todavía esté prohibido en el Parlamento y en las campañas políticas; reitera que son necesarias nuevas reformas para asegurar el respeto y la protección de las minorías y plena libertad de expresión, a nivel legislativo y en la práctica, de acuerdo con el CEDH y la jurisprudencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos; señala con preocupación que no se ha progresado en la ratificación de instrumentos de derechos humanos, en particular del Protocolo facultativo de la Convención contra la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes, de la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad ni de los Protocolos adicionales 4, 7 y 12 del Convenio Europeo de Derechos Humanos;

98.     Insta al nuevo gobierno paquistaní a adoptar medidas adecuadas para mejorar la situación de los derechos humanos en Pakistán; recuerda el llamamiento de Amnistía Internacional por el que se insta al gobierno paquistaní a restablecer en sus cargos a todos los jueces cesados ilegalmente por el anterior presidente, Pervez Musharraf, en 2007; observa con satisfacción que la Unión Europea desplegó una misión de observación electoral independiente para las elecciones parlamentarias generales en febrero de 2008; señala con igual satisfacción que las elecciones fueron muy reñidas y fortalecieron la confianza de la ciudadanía en el proceso democrático; señala que la Unión Europea se ha comprometido a apoyar el fortalecimiento de las instituciones democráticas y pide al Consejo y a la Comisión que apoyen el movimiento por la democracia emprendido por la Magistratura y el Colegio de Abogados, en particular invitando a algunos de estos representantes, como el Sr. Choudhry; subraya la necesidad de que los derechos humanos sean una de las principales prioridades de la Unión Europea en el marco de un diálogo permanente con Pakistán;

99.     Acoge favorablemente los propósitos del Consejo de poner en marcha diálogos sobre derechos humanos con diferentes países de América Latina; hace hincapié en que esos diálogos deben ir acompañados de exigencias firmes, concretas y tangibles en materia de derechos humanos, que impongan asimismo obligaciones a las instituciones de la UE en sus relaciones con los países en cuestión; subraya la conveniencia de incluir a los países de América Central; toma nota de la firma del Pacto Internacional sobre Derechos Civiles y Políticos y el Pacto Internacional sobre Derechos Económicos, Sociales y Culturales por el Gobierno cubano en febrero de 2008; pide que dichos pactos sean ratificados sin reservas; pide al Gobierno cubano que libere a todos los presos políticos y que respete los derechos protegidos en los tratados firmados; toma nota de la Decisión del Consejo de 20 de junio de 2008 de levantar las sanciones informales a Cuba; toma nota de que el Consejo decidirá en 2009 si continúa el diálogo político con Cuba, dependiendo de si se han producido o no mejoras significativas en relación con los derechos humanos;

100.   Insta a Rusia, como fuerza de ocupación en Georgia, que respete los derechos humanos en Abjazia y Osetia del Sur, incluido el derecho de los ciudadanos a regresar a sus hogares; pide a todas las partes que sigan llevando a la práctica sus compromisos, con arreglo a los acuerdos del 12 de agosto y del 8 de septiembre de 2008; pide a todos los gobiernos interesados que sigan facilitando mapas detallados e información relativa a todas las zonas afectadas por el conflicto en las que se han arrojado bombas de racimo, con el fin de facilitar la retirada de la munición de este tipo y restablecer en dichas zonas la seguridad para los civiles; considera que los dos gobiernos deben comprometerse a dar a conocer a la población, mediante campañas de información pública, los peligros del material no explosionado; pide a todas las administraciones responsables que expresen su acuerdo con el despliegue de observadores internacionales de derechos humanos en Osetia del Sur y Abjazia;

101.   Expresa su preocupación por la falta de progreso en la situación de los derechos humanos en Birmania, especialmente con vistas a las próximas elecciones previstas para 2010; condena las recientes detenciones y convicciones en simulacros de juicio de más de un centenar de miembros de la oposición birmana y las sentencias draconianas que han recibido; insta al Gobierno birmano a liberar inmediatamente a todos los presos políticos; considera que el Parlamento debe enviar una fuerte misión a Birmania dado que la actual situación de los derechos humanos no mejora a pesar de las sanciones y que debe reforzarse la presión internacional sobre el régimen birmano;

Examen general de las actividades del Consejo y la Comisión, incluidos los resultados de las dos Presidencias

102.   Pide a la Presidencia del Consejo que se concentre en los países que presenten especiales problemas en relación con los derechos humanos;

103.   Observa con satisfacción los acontecimientos y debates desarrollados en el marco del Año Europeo del Diálogo Intercultural en 2008 y las iniciativas adoptadas bajo las dos Presidencias;

104.   Observa con satisfacción el desarrollo del décimo Foro de ONG de Derechos Humanos de la Unión Europea, organizado por la Presidencia francesa y la Comisión y que se celebró el 10 de diciembre de 2008, dedicado al 60º aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos y centrado en particular en la discriminación ejercida contra las mujeres;

105.   Pide mayores esfuerzos y una acción más determinada de la Unión Europea para ayudar a establecer un acuerdo político en el conflicto de Darfur y facilitar la aplicación de un acuerdo global de paz; subraya la necesidad de acabar con las situaciones de impunidad, imponiendo el régimen sancionador del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas; celebra que la Unión Europea abogue por que se ejecuten lo antes posible las órdenes de detención expedidas por la CPI en relación con Darfur;

106.   Acoge con satisfacción la Resolución 1834 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, de 24 de septiembre de 2008, por la que se prorroga el mandato de la Misión de las Naciones Unidas en la República Centroafricana y el Chad hasta marzo de 2009, así como la intención de las Naciones Unidas de autorizar el despliegue de un componente militar de las Naciones Unidas para el seguimiento de la EUFOR Chad/CAR en el Chad y en la República Centroafricana;

107.   Acoge favorablemente que el Consejo elabore y actualice regularmente listas de países diana con respecto a los cuales se hacen esfuerzos adicionales concertados con vistas a aplicar las directrices europeas sobre los niños en conflictos armados, sobre la pena de muerte (los llamados «países en la picota») y sobre los defensores de los derechos humanos;

108.   Reitera su petición de que todos los debates, instrumentos, documentos e informes sobre derechos humanos y democracia con terceros países, incluidos los Informes Anuales sobre derechos humanos, aborden de forma explícita cuestiones relacionadas con la discriminación, incluidos los temas de las minorías étnicas, nacionales y lingüísticas, las libertades religiosas y la intolerancia contra cualquier religión y las prácticas discriminatorias contra las minorías religiosas, la discriminación basada en la pertenencia a una casta, la protección y promoción de los derechos de los pueblos indígenas, los derechos humanos de las mujeres, los derechos de los niños, los derechos de las personas con discapacidad, incluidas las personas con discapacidad psíquica, y los derechos de las personas de cualquier orientación sexual e identidad de género, implicando plenamente a sus organizaciones, tanto dentro de la Unión Europea como en los terceros países, cuando proceda;   

109.   Ve en la iniciativa de la Unión por el Mediterráneo lanzada por la Presidencia francesa un nuevo desafío cuya intención es promover la democracia y el respeto de los derechos humanos en la zona del Mediterráneo; señala que el desarrollo de las nuevas iniciativas de la Unión por el Mediterráneo no puede dar como resultado que se conceda menos atención y menor prioridad al fomento de las reformas necesarias en lo relativo al respeto de la democracia y los derechos humanos en la región;

Programas de ayuda exterior de la Comisión y el IEDDH

110.   Observa con satisfacción que las prioridades del Parlamento han sido tenidas en cuenta en los documentos de programación del IEDDH para 2007 y 2008;

111.   Pide que se actualicen los compendios electrónicos, que tienen por finalidad cubrir todos los proyectos del IEDDH, organizados por localización geográfica y por temas;

112.   Comprueba con satisfacción el interés mostrado por presentar proyectos al servicio del nuevo objetivo de apoyo a los defensores de los derechos humanos y la posibilidad de emprender acciones urgentes para protegerles; observa que la Comisión ha seleccionado a 11 beneficiarios para que ejecuten estos proyectos y espera que las actividades efectivas empiecen a comienzos de 2009;

113.   Hace un nuevo llamamiento a la Comisión para que adapte el nivel de los recursos humanos asignados a la aplicación del IEDDH a las especificidades y dificultades de este nuevo instrumento, tanto en la sede central como en las delegaciones;

114.   Hace un llamamiento a la Comisión para que se asegure de la coherencia entre las prioridades políticas de la Unión y los proyectos y programas que apoya, en particular en el marco de su programación bilateral con los terceros países;

Asistencia y observación electoral

115.   Constata con satisfacción que la Unión recurre de manera creciente a la asistencia y a la observación electorales para favorecer la democratización en los terceros países, afianzando con ello el respeto de los derechos humanos, las libertades fundamentales y el Estado de Derecho, y que la calidad y la independencia de sus misiones son objeto de amplio reconocimiento;

116.   Hace hincapié en que la metodología detallada de la Unión Europea, que abarca el ciclo electoral completo y que incluye la asistencia electoral y la observación de las elecciones, ha dado excelentes resultados para la Unión Europea, haciendo de ella una de las principales organizaciones de observación electoral en el ámbito internacional:

117.   Se congratula por la publicación del primer Manual de observación electoral de la Unión Europea en abril de 2008; observa con satisfacción que incluye una sección dedicada específicamente a las cuestiones de género; observa que el nuevo Manual ofrece una exposición detallada y completa de la metodología de las misiones de observación electoral de la Unión Europea y una descripción de la forma en que las misiones se planifican, despliegan y ejecutan, así como de la manera como se emplean las normas internacionales para las tareas de evaluación e información;

118.   Pide mayor vigilancia en cuanto a los criterios utilizados para la elección de los países en los que debe llevarse a cabo la asistencia y observación de elecciones y al respeto de la metodología y de las reglas establecidas a nivel internacional, en particular en lo relativo al carácter independiente de la misión;

119.   Pide una vez más que el proceso electoral, que incluye la fase preelectoral y la fase postelectoral, se integre en los distintos niveles del diálogo político llevado a cabo con los terceros países interesados con el fin de garantizar la coherencia de las políticas de la Unión Europea y de reafirmar el papel de los derechos humanos y de la democracia como elemento fundamental;

Integración de la dimensión de derechos humanos en las políticas

120.   Insta a la Comisión a que siga controlando estrechamente la concesión de las ventajas del «Sistema de Preferencias Generalizadas» (SPG+)a los países que hayan mostrado serios fallos en la aplicación de los ocho convenios de la OIT relativos a los derechos laborales fundamentales, por violaciones de los derechos civiles y políticos o por la imposición del trabajo a los presos; pide a la Comisión que elabore criterios para definir las circunstancias en que debe retirarse el SPG por motivos de derechos humanos;

Derechos económicos, sociales y culturales

121.   Subraya que los derechos económicos, sociales y culturales tienen la misma importancia que los derechos civiles y políticos; pone de relieve el compromiso de la Unión Europea de apoyar los éxitos en la persecución de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, proclamado en las conclusiones de los Consejos Europeos celebrados en diciembre 2007 y junio de 2008;

122.   Pide a la Unión Europea que incorpore la protección de los derechos económicos, sociales y culturales en sus relaciones exteriores con terceros países, incluyéndolos con regularidad en la agenda de los diálogos y consultas sobre derechos humanos con terceros países y ejerciendo presión para que se ponga en práctica el Protocolo opcional al Pacto internacional sobre los derechos económicos, sociales y culturales, especialmente con las miras puestas en el funcionamiento eficaz del procedimiento de quejas previsto en el mismo;

123.   Pide al Consejo y a la Comisión que velen por la coherencia de los derechos económicos, sociales y culturales en las políticas comunitarias de desarrollo, comercio exterior y derechos humanos y que, para ello, creen un grupo de trabajo interservicios sobre los derechos económicos, sociales y culturales;

124.   Hace hincapié en que los derechos humanos también incluyen los derechos al alimento, a una vivienda adecuada, a la educación, al agua, a la tierra, a un trabajo digno, a la seguridad social y a la formación de sindicatos, y que es especialmente importante garantizar que gocen de estos derechos grupos extremadamente vulnerables como las poblaciones de los países menos desarrollados, en situación de postconflicto o emergentes, las poblaciones indígenas, los refugiados que han sufrido los efectos del cambio climático, los migrantes, etc.;

125.   Pide a la Comisión que haga un esfuerzo especial para garantizar el derecho al alimento en la actual crisis alimentaria y económica general;

126.   Subraya la necesidad de fomentar la responsabilidad social empresarial y obligar a las sociedades transnacionales con sede central en los Estados miembros de la Unión Europea que, en sus operaciones en terceros países, respeten las reglamentaciones pertinentes de la OIT;

127.   Observa con agrado que el régimen del SPG+, que establece un vínculo entre los derechos humanos y el comercio internacional, estimula el desarrollo sostenible y la buena gobernanza, y pide que se vigile con eficacia el cumplimiento de la cláusula del «elemento esencial»;

128.   Pide nuevamente al Consejo y a la Comisión que tomen iniciativas de la Unión Europea a nivel internacional para luchar contra la persecución y la discriminación basadas en la orientación sexual y la identificación de género, como por ejemplo, promoviendo una resolución sobre el tema al nivel de las Naciones Unidas y apoyando a ONG y agentes que promuevan la igualdad y la no discriminación;

Eficacia de las intervenciones del Parlamento Europeo en los asuntos de derechos humanos

129.   Espera que las resoluciones y otros documentos clave relativos a cuestiones de derechos humanos se traduzcan a la lengua hablada en los territorios afectados;

130.   Acoge con satisfacción la declaración sin precedentes, apoyada por 66 naciones, incluidos todos los Estados miembros de la UE, presentada ante la Asamblea General de las Naciones Unidas el 18 de diciembre de 2008, que confirma que la protección a nivel internacional de los derechos humanos engloba la orientación sexual y la identidad de género y reafirma el principio de no discriminación, lo que implica que los derechos humanos se aplican por igual a todos los seres humanos, independientemente de su orientación sexual o identidad de género;

131.   Pide al Consejo que responda de una manera sustancial a los deseos y preocupaciones expresados en comunicaciones formales del Parlamento, particularmente respecto a las resoluciones sobre temas urgentes;

132.   Recuerda a las delegaciones del Parlamento que visitan terceros países que deben incluir sistemáticamente en el orden del día un debate interparlamentario sobre la situación de los derechos humanos así como reuniones con defensores de los derechos humanos, con el fin de conocer de primera mano la situación de los derechos humanos en el país de que se trate y proporcionarles, en su caso, visibilidad y protección internacionales;

133.   Está convencido de que únicamente un órgano de derechos humanos reforzado en el seno del Parlamento sería capaz de promover una política de derechos humanos coherente, eficaz, sistemática y transversal en el seno de nuestra institución y en relación con el Consejo y la Comisión, especialmente respecto a las disposiciones del Tratado de Lisboa en materia de política exterior;

134.   Manifiesta su satisfacción por la creación de la red Sájarov creada con ocasión del XX aniversario del Premio Sájarov; considera que dicha red debería decidir cuanto antes cuál será su modalidad de funcionamiento y contar con los medios necesarios para la consecución de sus objetivos; reitera su exigencia de que todos los galardonados con el Premio Sájarov y, en particular, Aung San Suu Kyi, Oswaldo José Payá Sardiñas, el colectivo cubano «Damas de Blanco» y Hu Jia, puedan acudir a las instituciones europeas; lamenta la ausencia de respuesta significativa a los llamamientos realizados por la UE a las autoridades chinas, birmanas y cubanas para que respeten las libertades fundamentales, en particular, la libertad de expresión y de asociación política;

°

°           °

135.   Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución al Consejo y a la Comisión, a los Gobiernos y Parlamentos de los Estados miembros y de los países candidatos, a las Naciones Unidas, al Consejo de Europa, a la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa y a los Gobiernos de los países y territorios mencionados en la presente Resolución.



[1]       Para todos los textos básicos pertinentes, consúltese el cuadro del Anexo III del informe A6-0128/2007 de la Comisión de Asuntos Exteriores.

[2]       Textos Aprobados, P6_TA(2009)0025.

[3]       DO C 379 de 7.12.1998, p. 265; DO C 262 de 18.9.2001, p. 262; DO C 293 E de 28.11.2002, p. 88; DO C 271 E de 12.11.2003, p. 576; Textos Aprobados, 22 de mayo de 2008, P6_TA(2008)0238; Textos Aprobados, 21 de octubre de 2008, P6_TA(2008)0496.

[4]       DO C 311 de 9.12.2005, p. 1.

[5]       DO C 303 de 14.12.2007, p. 1.

[6]       DO L 317 de 15.12.2000, p. 3. DO L 209 de 11.8.2005, p. 27.

[7]       DO L 386 de 29.12.2006, p. 1.

[8]       DO C 125 E de 22.5.2008, p. 220.

[9]       Textos Aprobados, P6_TA(2008)0065.

[10]      DO C 290 E de 29.11.2006, p. 107.

[11]      DO C 250 E de 25.10.2007, p. 91.

[12]      DO C 74 E de 20.3.2008, p. 775.

[13]      DO C 77 E de 28.3.2002, p. 126.

[14]      DO C 187 E de 24.7.2008, p. 214.

[15]      Textos Aprobados, P6_TA(2008)0405.

[16]      DO C 41 E de 19.2.2009, p. 24.

[17]      DO C 303 E de 13.12.2006, p. 879.

[18]      DO C 327 de 23.12.2005, p. 4.

[19]      Textos Aprobados, P6_TA(2008)0194.

[20] Textos Aprobados, P6_TA(2009)0021.

[21]      DO L 150 de 18.6.2003, p. 67.

[22]      A 18 de julio de 2008, 85 Estados no habían ratificado aún el Estatuto de Roma: Argelia, Angola, Armenia, Azerbaiyán, Bahamas, Bahrein, Bangladesh, Belarús, Bhután, Brunei, Camerún, Cabo Verde, Chile, China, Costa de Marfil, Cuba, República Checa, República de Corea, Egipto, El Salvador, Guinea Ecuatorial, Eritrea, Etiopía, Granada, Guatemala, Guinea-Bissau, Haití, India, Indonesia, Irán, Iraq, Israel, Jamaica, Kazajstán, Kiribati, Kuwait, Kirguistán, Laos, Líbano, Libia, Malasia, Maldivas, Mauritania, Estados Federados de Micronesia, Moldova, Mónaco, Marruecos, Mozambique, Myanmar/Birmania, Nepal, Nicaragua, Omán, Pakistán, Palaos, Papúa Nueva Guinea, Filipinas, Qatar, Federación de Rusia, Ruanda, Santa Lucía, Santo Tomé y Príncipe, Arabia Saudí, Seychelles, Singapur, Islas Salomón, Somalia, Sri Lanka, Sudán, Suazilandia, Siria, Tailandia, Togo, Tonga, Túnez, Turquía, Turkmenistán, Tuvalu, Ucrania, Emiratos Árabes Unidos, Estados Unidos de América, Uzbekistán, Vanuatu, Vietnam, Yemen, Zimbabue.

[23]      A noviembre de 2008, Austria, Hungría, Eslovenia y España habían ratificado la Convención y el Protocolo Facultativo.

[24]      Entre los Estados miembros de la Unión Europea, todavía no han firmado la Convención Chipre, Estonia, Finlandia, Grecia, Letonia, Lituania, Polonia, Rumanía ni Eslovaquia.

[25]      Textos Aprobados, P6_TA(2008)0238.

[26]      Textos Aprobados, P6_TA(2008)0496.

[27]      Declaración de la Embajadora Susan E. Rice, Representante Permanente de los EE.UU., sobre el respeto del Derecho humanitario internacional, ante el Consejo de Seguridad, el 29 de enero de 2009.

[28]      Signatarios (a noviembre de 2008): Bélgica, Dinamarca, Alemania, Grecia, España, Francia, Irlanda, Italia, Chipre, Lituania, Luxemburgo, Malta, Países Bajos, Austria, Portugal, Eslovaquia, Eslovenia, Finlandia, Suecia: sólo cinco países (Albania, Argentina, Francia, Honduras y México) han ratificado la Convención, para cuya entrada en vigor se requieren 20 ratificaciones.

[29]      DO L 200 de 30.7.2005, p. 1.

[30]      Bulgaria, Alemania, Irlanda, Grecia, España, Francia, Italia, Hungría, Países Bajos, Austria, Portugal, Rumanía, Eslovenia, Suecia, Finlandia y el Reino Unido.

[31]      Protocolo Facultativo a la Convención sobre los Derechos del Niño sobre la venta de niños, la prostitución infantil y la utilización de niños en la pornografía, no ratificado (a noviembre de 2008); por la República Checa, Alemania, Irlanda, Luxemburgo, Hungría, Malta, Finlandia, ni el Reino Unido.

Protocolo Facultativo de la Convención sobre los Derechos del Niño relativo a la participación de los niños en conflictos armados, no ratificado (a noviembre de 2008) por Estonia, los Países Bajos, ni Hungría.

[32]      DO C 41 E de 19.2.2009, p. 82.

[33]      Textos Aprobados, P6_TA(2008)0309.

[34]      Posición común 2007/734/PESC del Consejo, de 13 de noviembre de 2007, relativa a la adopción de medidas restrictivas contra Uzbekistán (DO L 295, de 14.11.2007, p. 34).

[35]      Textos Aprobados, P6_TA(2008)0059.

 

 

 

 
Especial sobre la muerte de Fidel Castro

Campaña
Turismo Solidario en Cuba
E-Books
Donaciones
Declaraciones
 
CENTRO PARA LA APERTURA Y EL DESARROLLO DE AMERICA LATINA
CADAL
Puente Democrático
ProCubaLibre
Instituto Václav Havel
Enlaces recomendados
Convivencia
14yMedio Eye on Cuba Rescate Cultural Movimiento Cubano Reflexi&oacuten
Solidaridad Española con Cuba Juventud Cuba Diario de Cuba Cubanet
Inicio | Campañas | Comunicados | Declaraciones | Eventos | Publicaciones | Videos
© 2003 - 2017 Copyright ProCubaLibre / Todos los Derechos reservados.
correo@puentedemocratico.org