Reclamo de apertura política en Cuba a raíz del anuncio sobre la liberación de presos políticos
3 de agosto de 2010
La iniciativa surgió luego del reciente anuncio sobre la liberación de presos políticos en Cuba y por considerar que este hecho es una oportunidad para solicitarle nuevamente al gobierno de ese país “que de paso a las garantías de un sistema democrático y abra los cauces para la expresión de su pueblo”. En ese sentido, la Declaración plantea que “un primer paso sería que el gobierno cubano reconozca la libertad de asociación y expresión en su país, eliminando para ello las disposiciones legales que restringen y reprimen el ejercicio de estos derechos fundamentales”.

Con la firma de 52 referentes sociales de América Latina, entre los que se encuentran Patricio Aylwin, Graciela Fernández Meijide, Sergio Fausto, Heinz Sonntag, Vicente Palermo, Emilio de Ipola, Carlos Lauría, Ricardo Uceda, Lourdes Flores, Daniel Sabsay, Romeo Pérez Antón, Peter-Alberto Behrens, Fernando Iglesias y César Ricaurte, el Centro para la Apertura y el Desarrollo de América Latina (CADAL) volvió a promover la "Declaración de Apoyo a la Libertad de Asociación y Expresión en Cuba".

En esta ocasión, la iniciativa surgió luego del reciente anuncio sobre la liberación de presos políticos en Cuba y por considerar que este hecho es una oportunidad para solicitarle nuevamente al gobierno de ese país "que de paso a las garantías de un sistema democrático y abra los cauces para la expresión de su pueblo". En ese sentido, la Declaración plantea que "un primer paso sería que el gobierno cubano reconozca la libertad de asociación y expresión en su país, eliminando para ello las disposiciones legales que restringen y reprimen el ejercicio de estos derechos fundamentales".

Para los firmantes, pertenecientes a 35 diferentes Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC) de América Latina, "la vigencia del derecho a libertad de asociación y expresión en Cuba permitirá la existencia legal de partidos políticos, sindicatos independientes, organizaciones de la sociedad civil y la posibilidad de una mayor cooperación internacional. La libertad de asociación y el ejercicio de la libertad de expresión, incluyendo al periodismo independiente, también ayudarán a desenvolver la cultura cívica en Cuba, al permitir la posibilidad de acceder a análisis, información, opiniones y reflexiones alternativas".

Finalmente, la Declaración concluye señalando que "sería auspicioso que Cuba se reintegre a la comunidad democrática, cumpliendo para ello con las reglas de convivencia pacífica" incluidas en la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre,  la Declaración Universal de Derechos Humanos, la Convención Americana sobre Derechos Humanos, y el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos.

El Centro para la Apertura y el Desarrollo de América Latina (CADAL), con sede central en Buenos Aires, Argentina, y una representación en Montevideo, Uruguay, es una fundación privada, sin fines de lucro y apartidaria. CADAL integra el Network of Democracy Research Institutes (NDRI), es un Instituto Asociado al Proyecto Plataforma Democrática, es miembro fundador de la Red Puente Democrático Latinoamericano y está registrada como Organización de la Sociedad Civil ante la Organización de Estados Americanos (OEA). La misión de CADAL consiste en promover: el fortalecimiento de la democracia y la vigencia del estado de derecho; la implementación de políticas públicas que favorezcan al progreso económico, social e institucional; la integración regional y su apertura al comercio mundial; y la promoción internacional de los derechos humanos.

Texto completo de la "Declaración de Apoyo
a la Libertad de Asociación y Expresión en Cuba".

Los abajo firmantes, integrantes de organizaciones de la sociedad civil latinoamericana, consideramos que la reciente liberación de presos políticos en Cuba es una oportunidad para solicitarle al gobierno de ese país que de paso a las garantías de un sistema democrático y abra los cauces para la expresión de su pueblo. En ese sentido, un primer paso sería que el gobierno cubano reconozca la libertad de asociación y expresión en su país, eliminando para ello las disposiciones legales que restringen y reprimen el ejercicio de estos derechos fundamentales.

La libertad personal supone la facultad de realizar una serie de actividades tendientes a la consecución de las propias metas. Forma parte de los derechos inherentes a la persona el de asociarse con otros para perseguir sus fines. La Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre, en su Artículo XXII incluye el derecho de toda persona de asociarse con otras para promover, ejercer y proteger sus intereses legítimos de orden político; La Declaración Universal de Derechos Humanos, artículo 20.1 habla del derecho de toda persona a la libertad de reunión y de asociación pacíficas; La Convención Americana sobre Derechos Humanos, artículo 16.1, sostiene que todas las personas tienen derecho de asociarse libremente con fines ideológicos, políticos, económicos o de cualquier otra índole; y El Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, artículo 22.1, reconoce el derecho de asociarse libremente con otras personas.

Por su parte, la libertad de expresión es una de las libertades esenciales, de la cual dependen muchas otras. Es la primera forma que una persona tiene para comunicar una idea, buscar un cambio político pacífico, transmitir una información, y alcanzar acuerdos con otras personas. La Declaración Universal de los Derechos Humanos, en su artículo 19, especifica que "Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión"; la Convención Americana sobre Derechos Humanos, en su artículo 13,  señala que "Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento y de expresión. Este derecho comprende la libertad de buscar, recibir y difundir informaciones e ideas de toda índole, sin consideración de fronteras, ya sea oralmente, por escrito o en forma impresa o artística o por cualquier otro procedimiento de su elección"; y el  Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, artículo 19, indica que "Nadie podrá ser molestado a causa de sus opiniones"  y que "Toda persona tiene derecho a la libertad de expresión".

La vigencia del derecho a libertad de asociación y expresión en Cuba permitirá la existencia legal de partidos políticos, sindicatos independientes, organizaciones de la sociedad civil y la posibilidad de una mayor cooperación internacional. La libertad de asociación y el ejercicio de la libertad de expresión, incluyendo al periodismo independiente, también ayudarán a desenvolver la cultura cívica en Cuba, al permitir la posibilidad de acceder a análisis, información, opiniones y reflexiones alternativas. 

En definitiva, sería auspicioso que Cuba se reintegre a la comunidad democrática, cumpliendo para ello con las reglas de convivencia pacífica incluidas en los mencionados textos.

Patricio Aylwin (Chile), Graciela Fernández Meijide (Argentina), Lourdes Flores (Perú), Daniel Sabsay (Argentina), Heinz R. Sonntag (Venezuela), Vicente Palermo (Argentina), Sergio Fausto (Brasil), Emilio de Ipola (Argentina), Edgar Rivero (Bolivia), Fernando Adolfo Iglesias (Argentina), Óscar Álvarez Araya (Costa Rica), Carlos Martín Lauría (Argentina), Ricardo Uceda (Perú), Romeo Pérez Antón (Uruguay), César Antonio Ricaurte Pérez (Ecuador), Sylvina Walger (Argentina), Darío Ramírez (México), María José Zamora Solórzano (Nicaragua), José Cantero (Paraguay), Bernabé García Hamilton (Argentina), Peter-Alberto Behrens (Argentina), Jessica Raquel Valentini (Argentina), Juan Javier Zeballos Gutierrez (Bolivia), Eduardo Viola (Brasil), Patricio Navia Lucero (Chile), Carlos José María Facal (Argentina), Raúl Silesky (Costa Rica), Andrés Canizález (Venezuela), Silvia Rueda de Uranga (Argentina), Héctor Leis (Brasil), Fernando J. Ruiz (Argentina), Carlos Bascuñán (Chile), Martin Fraguio (Argentina), Lázaro Ramírez Salazar (Colombia), Gabriel Palumbo (Argentina), Pablo Innecken Zúñiga (Costa Rica), Paulo Uebel (Brasil), Tomas Borovinsky (Argentina), Jorge Villena (Perú), Aixa Armas (Venezuela), Ricardo Manuel Rojas (Argentina), Hugo Ignacio Machìn Fajardo (Uruguay), Claudia Mabel Guebel (Argentina), Paola Silva (Colombia), Alberto Manuel Lorenzo Unzue (Argentina), Jacqueline Flugelamn (Venezuela), Sabrina Ajmechet (Argentina), Claudia Hernández Rojas (Chile), Ricardo López Göttig (Argentina), Alejandro Armas Arizaleta (Venezuela), Patricio Moyano Peña (Argentina) y Gabriel C. Salvia (Argentina).

 

 

 

 

 
Especial sobre la muerte de Fidel Castro

Campaña
Turismo Solidario en Cuba
E-Books
Donaciones
Declaraciones
 
CENTRO PARA LA APERTURA Y EL DESARROLLO DE AMERICA LATINA
CADAL
Puente Democrático
ProCubaLibre
Instituto Václav Havel
Enlaces recomendados
Convivencia
14yMedio Eye on Cuba Rescate Cultural Movimiento Cubano Reflexi&oacuten
Solidaridad Española con Cuba Juventud Cuba Diario de Cuba Cubanet
Inicio | Campañas | Comunicados | Declaraciones | Eventos | Publicaciones | Videos
© 2003 - 2017 Copyright ProCubaLibre / Todos los Derechos reservados.
correo@puentedemocratico.org