Responsabilidad internacional en el fallecimiento de Oswaldo Payá
23 de julio de 2012
En la muerte de Oswaldo Payá cabe una cuota de complicidad a todos los actores internacionales que le otorgan a la dictadura cubana una igualdad de trato, la legitiman en el poder y le permiten así seguir reprimiendo a su pueblo. Otra hubiese sido la reciente historia de Cuba si la comunidad internacional hubiera adoptado un papel protagónico cuando el MCL de Oswaldo Payá presentó el 25 de mayo de 2002 la iniciativa de referéndum conocida como “Proyecto Varela”, a la cual el régimen castrista respondió con la oleada represiva conocida como “La primavera negra de Cuba”. Se hubiesen evitado varias muertes, decenas de injustas encarcelaciones y forzosos exilios si la comunidad democrática internacional hubiese estado a la altura de las circunstancias.

El Centro para la Apertura y el Desarrollo de América Latina (CADAL), manifiesta su profundo pesar por el fallecimiento de Oswaldo José Payá Sardiñas, dirigente del Movimiento Cristiano Liberación (MCL) y uno de los más prominentes opositores pacíficos a la dictadura cubana de los hermanos Fidel y Raúl Castro.

CADAL llama a los gobiernos democráticos y organismos internacionales a reclamarle a la junta militar cubana que ponga fin al régimen de partido único y convoque a elecciones libres supervisadas internacionalmente. Solamente bajo un gobierno democrático y mediante la vigencia del estado de derecho se podrán investigar muertes, torturas y hostigamientos sucedidos durante la férrea dictadura de los Castro.

La indignación que de tanto en tanto provoca internacionalmente un triste episodio en Cuba, debe dejar de pasar al rápido olvido hasta que otra vez se produce una nueva muerte. Sin una condena permanente a un régimen que viola obscenamente las libertades fundamentales, sin un reclamo constante de apertura política en Cuba y sin un reconocimiento al movimiento cívico opositor, la dictadura de los Castro continuará ilegítimamente en el poder, como lo ha hecho hasta ahora.

Por eso, en la muerte de Oswaldo Payá cabe una cuota de complicidad a todos los actores internacionales que le otorgan a la dictadura cubana una igualdad de trato, la legitiman en el poder y le permiten así seguir reprimiendo a su pueblo.

Otra hubiese sido la reciente historia de Cuba si la comunidad internacional hubiera adoptado un papel protagónico cuando el MCL de Oswaldo Payá presentó el 25 de mayo de 2002 la iniciativa de referéndum conocida como “Proyecto Varela”, a la cual el régimen castrista respondió con la oleada represiva conocida como “La primavera negra de Cuba”. Se hubiesen evitado varias muertes, decenas de injustas encarcelaciones y forzosos exilios si la comunidad democrática internacional hubiese estado a la altura de las circunstancias.

En definitiva, a pesar de su muerte, Oswaldo Payá deja un gran legado para la Cuba democrática, donde se destaca la propuesta que plantea la necesidad de apertura en todos los ámbitos del régimen, su mensaje de tolerancia y, por cierto, el haber incorporado a una gran cantidad de activistas pro democracia a través de esa enorme gesta política que fue el “Proyecto Varela”.  

 

 

 

 

 
Especial sobre la muerte de Fidel Castro

Campaña
Turismo Solidario en Cuba
E-Books
Donaciones
Declaraciones
 
CENTRO PARA LA APERTURA Y EL DESARROLLO DE AMERICA LATINA
CADAL
Puente Democrático
ProCubaLibre
Instituto Václav Havel
Enlaces recomendados
Convivencia
14yMedio Eye on Cuba Rescate Cultural Movimiento Cubano Reflexi&oacuten
Solidaridad Española con Cuba Juventud Cuba Diario de Cuba Cubanet
Inicio | Campañas | Comunicados | Declaraciones | Eventos | Publicaciones | Videos
© 2003 - 2017 Copyright ProCubaLibre / Todos los Derechos reservados.
correo@puentedemocratico.org