Puente Democrático
 
Artículos
 
Un nuevo paso en la política exterior prodemocrática: la presencia de Candidatos por el Cambio en Bruselas y Praga
Julio Antonio Aleaga Pesant
2 de junio de 2016
En todas las conversaciones, a nombre de Candidatos por el Cambio, expuse ante todo el tema de las violaciones de los Derechos Humanos por el gobierno militar, así como la violencia desencadenada contra las Damas de Blanco y la propuesta Todos Marchamos. Incluí el tema de las relaciones internacionales, y en específico las relaciones de la comunidad internacional con el gobierno de Cuba.
 

Por cortesía de la organización no gubernamental checa People in Need, en la semana del 23 de abril al 1 de mayo cubrí una agenda de trabajo como Secretario Ejecutivo de la plataforma electoral Candidatos por el Cambio, que incluyó la visita al Parlamento Europeo, las oficinas de la Comisión Europea, el Directorio General para el Desarrollo y la Cooperación Internacional, en Bruselas, Bélgica, y la cancillería de la Republica Checa, en Praga.

En una extremadamente fría Bruselas para finales del mes de abril, me reuní a nombre de la institución con, entre otros funcionarios y políticos, la Sra. Martha Méndez, Asistente de Programa para las Relaciones Externas, Derechos Humanos y Gobernabilidad Democrática, del Directorio General para el Desarrollo y la Cooperación Internacional.  Amplia conocedora del tema de las violaciones de los derechos humanos, en Cuba y el área del caribe y Centroamérica, prestó atención a la iniciativa Cxc.  Cerca de allí fui recibido por el oficial de la División México, América Central y el Caribe del Servicio de Acción Exterior Europeo, Ben Nupnau, de quien recibió una visión de lo que llamó el agotador proceso de acercamiento entre los gobiernos de Cuba y la Unión Europea, pero además del interés de la organización supranacional de la defensa de los derechos humanos, aunque en la complejidad del proceso parezca que quedan relegados en el momento actual.  En la Sede de la Representación Permanente de España ante la Unión Europea sostuve un animado diálogo con la Consejera Aurora Díaz-Rato.  La reunión estuvo matizada por el conocimiento de la situación en la isla por la diplomática. Se conversó ampliamente sobre los problemas de la construcción democrática en la isla, la complejidad de los procesos, e incluida la posición de la Embajada de España en La Habana.

En los días subsiguientes compartí almuerzo de trabajo con la asistente política y planificadora estratégica del Grupo Progresista de Socialistas y Demócratas del Parlamento Europeo, Magdalena Sikorowska, con quien conversé de la importancia de explicar al grupo socialista el trabajo prodemocrático de las organizaciones opositoras cubanas dentro de la isla y el exilio, además de la existencia de una tendencia socialista democrática y hasta comunista, que opta por la democracia como forma de servicio público.

En esos días y como portavoz de la plataforma electoral Candidatos por el Cambio, participé en la Representación Permanente de la Republica Checa ante la Unión Europea y dentro del marco del festival Un Mundo, en la presentación del filme documental sobre Cuba, Havana Motor Club, en el que se muestra el interés de los cubanos de desarrollar por su cuenta las carreras de autos. Con la presentación del film, abordé además de las oportunidades estéticas y discursivas de la obra, el tema de las limitaciones de las libertades en la isla, y el complejo momento de la transición democrática, donde la oposición aun no llega al poder, y los comunistas ya no pueden sostenerlo.

En el seno del Euro parlamento colaboré como miembro de la Secretaria Ejecutiva de Candidatos por el Cambio en el conversatorio “¿Hay Cambios en Cuba?” por invitación del Euro-diputado checo Tomas Zdechovsky, el mismo que recientemente estuvo presente en la marcha de las Damas de Blanco en la iglesia de Santa Rita, y observó la violencia policial sobre las mujeres.  La moderadora del dialogo fue la Directora para Europa de Solidaridad Cristiana Mundial, Dr. Susan Kerr. En la conversación participaron entre otras personalidades los Eurodiputados Luis de Grandes (España), José Inacio Faria (Portugal) y Tunne Kelam de Estonia, todos de la bancada popular, miembros del grupo socialista democrático del euro parlamento, además de simpatizantes de la causa de la democracia en Cuba.  Esa misma tarde fui recibido en su oficina por Jaroslaw Walesa eurodiputado polaco e hijo del legendario Lech Walesa, líder de la insurrección de los trabajadores contra la dictadura comunista en Polonia, y el euro diputado eslovaco, Miroslav Mikolasik, vice jefe del grupo Euro-Lat y miembros del subcomité de derechos humanos, con quienes mantuve una extensa conversación que en varias oportunidades giró en torno a las particularidades y sutilezas de la represión en la isla, así como de las oportunidades que se dan para hacer avanzar las agendas prodemocráticas. 

Durante la visita a Praga, Republica Checa, tuve la oportunidad de visitar la Cancillería y ser recibido por el Director de América Latina Vit Korsel. En el encuentro participaron un especialista del Departamento de Derechos Humanos y transformaciones políticas, otro especialista del Departamento de países de América y Zdenek Kubanek, subdirector del Departamento América.   Luego de la reunión en la Cancillería conversé con miembros de la ONG People in Need, con quienes traté diferentes temas propios del trabajo de promoción de la democracia, el apoyo a la sociedad civil, así como el tema de los recursos humanos para la construcción democrática que desarrolla esa organización.

En todas las conversaciones, a nombre de Candidatos por el Cambio, expuse ante todo el tema de las violaciones de los Derechos Humanos por el gobierno militar, así como la violencia desencadenada contra las Damas de Blanco y la propuesta Todos Marchamos.  Incluí el tema de las relaciones internacionales, y en específico las relaciones de la comunidad internacional con el gobierno de Cuba. También se expuso la experiencia y la visión de Candidatos por el Cambio de liderar las transformaciones democráticas en la isla, a partir de una mayor implicación en los procesos electorales, para desarrollar la transición de la Ley a la Ley, con gobernabilidad y gradualidad. Encontré en los interlocutores atención y conocimiento sobre el tema Cuba y muchas expresiones de solidaridad hacia la causa democrática cubana en los espacios públicos donde se presenté.

Bruselas y Praga a finales de abril dieron la oportunidad de exponer una visión poderosa aunque aún no muy popular entre la oposición democrática, de aprovechar los espacios electorales para promover la modernización de la sociedad cubana (léase transición a la democracia). Con gobernabilidad, gradualidad y de la Ley a la Ley. Fue la presentación en el exterior de la propuesta de Candidatos por el Cambio y estableció los mecanismos para crear una sólida alianza entre las fuerzas políticas europeas y los demócratas de la isla, para colaborar en la creación de escenarios que favorezcan al ciudadano y a sus comunidades en la isla.